Información

¿Tienen los mamíferos y las aves un ancestro común de sangre caliente?


¿Es homogéneo o convergen? ¿Ambos evolucionamos de reptiles de sangre caliente que quizás estén extintos?


Bienvenido a Biology.SE.

¿Dijiste de sangre caliente?

El términosangre tibiaes muy poco claro. Los términos correctos son endo-, exo-, poikilo- y homeo- therm. En breve…

Fuente de calor

  • endo = adentro
  • exo = afuera

Variación de la temperatura interior

  • Poikilo = varía
  • homeo = no varía

Existe cualquier combinación de estos dos ejes. Por ejemplo: si la temperatura en el ambiente nunca varía, puede ser homeotermo sin necesidad de ser endotermo. Un ejemplo divertido también son los grandes dinosaurios que se cree que son homeotermos porque su metabolismo produce algo de calor y son tan grandes que se mantienen calientes gracias a esta fuente de calor. Sin embargo, probablemente no pudieron regular activamente su temperatura. Por lo tanto, tendería a calificar a los dinosaurios como homeo-exo-térmicos, pero no me sorprendería que alguien prefiera llamar a los dinosaurios grandes como individuos homeo-endo-térmicos. Espero que tenga sentido para ti.

Por sangre caliente asumiré que quisiste decir endotermia.

MRCA de mamíferos y aves (y otras cosas)

El antepasado común más reciente (MRCA) vivió hace 301,7 millones de años (ver en tolweb y en OneZoom). Este MRCA fue exotérmico. En consecuencia, la endotermia de aves y mamíferos es un ejemplo de evolución convergente (incluso si no utilizan exactamente los mismos mecanismos).

Referencias para profundizar en la evolución de la endotermia en aves y mamíferos

  • Grigg y col. 2004

  • Hillenius y Ruben 2004

  • Rubén 1995


Los mamíferos y las aves no eran de sangre caliente hasta la mayor extinción masiva

La extinción masiva del Pérmico-Triásico ha matado al 95% de la vida en la Tierra y los que quedan tienen que luchar con las terribles condiciones del mundo debido al calentamiento global y la acidificación de los océanos. Pero sobrevivieron dos grupos de tetrápodos, incluidos los sinápsidos y los arcosaurios, así como los antepasados ​​de los mamíferos y las aves.

Según Mike Benton, paleontólogo y profesor de la Universidad de Bristol, los antepasados ​​tanto de los mamíferos como de las aves se volvieron de sangre caliente hace unos 250 millones de años, cuando el mundo aún se está recuperando de la mayor extinción masiva de la historia.

Desde entonces, los mamíferos y las aves son de sangre caliente y han sobrevivido con éxito gracias a esta evolución. El estudio de Benton se publicó en la revista Gondwana Research.


Contenido

Los arcosaurios se pueden distinguir tradicionalmente de otros tetrápodos sobre la base de varias sinapomorfias, o características compartidas, que estaban presentes en su último antepasado común. Muchas de estas características aparecieron antes del origen del clado Archosauria, ya que estaban presentes en arcosauriformes como Proterosuchus y Euparkeria, que estaban fuera del grupo de la corona. [1]

Las características más obvias incluyen dientes colocados en alvéolos profundos, fenestra antorbitaria y mandibular (aberturas delante de los ojos y en la mandíbula, respectivamente), [3] y un cuarto trocánter pronunciado (una cresta prominente en el fémur). [4] Al estar encajados, era menos probable que los dientes se soltaran durante la alimentación. Esta característica es responsable del nombre "thecodont" (que significa "dientes de encaje"), [5] que los primeros paleontólogos aplicaron a muchos arcosaurios del Triásico. [4] Además, el tejido de las mejillas y los labios no musculares aparece en varias formas en todo el clado, y todos los arcosaurios vivos carecen de labios no musculares, a diferencia de la mayoría de los dinosaurios saurisquios no aviares. [6] Algunos arcosaurios, como las aves, son secundariamente desdentados. Las fenestras antorbitales redujeron el peso del cráneo, que era relativamente grande en los primeros arcosaurios, parecido al de los cocodrilos modernos. La fenestra mandibular también puede haber reducido el peso de la mandíbula en algunas formas. El cuarto trocánter proporciona un sitio grande para la unión de los músculos del fémur. Los músculos más fuertes permitieron andar erguidos en los primeros arcosaurios, y también pueden estar conectados con la capacidad de los arcosaurios o sus antepasados ​​inmediatos para sobrevivir al catastrófico evento de extinción del Pérmico-Triásico. [ cita necesaria ]

Los archosaurios son un subgrupo de arcosauriformes, que a su vez son un subgrupo de arcosauromorfos. Tanto el arcosauromorfo más antiguo (Protorosaurus speneri) y el arcosauriforme más antiguo (Archosaurus rossicus) vivió a finales del Pérmico. Los verdaderos arcosaurios más antiguos aparecieron durante la etapa Olenekian (247-251 Ma) del Triásico Temprano. A partir de esta etapa se conocen unos pocos fósiles fragmentarios de grandes arcosaurios carnívoros de la línea de los cocodrilos (denominados informalmente "rauisuquios"). Éstos incluyen Scythosuchus y Tsylmosuchus (ambos se han encontrado en Rusia), [7] así como el Xilousuchus, un ctenosauriscid de China. [1] Los fósiles más antiguos conocidos de arcosaurios de línea de aves son de la etapa anisia (247-242 Ma) de Tanzania, e incluyen Asilisaurus (un silesáurido temprano), Teleócrata (un aphanosaurio), y Nyasasaurus (un posible dinosaurio temprano). [ cita necesaria ]

Los sinápsidos son un clado que incluye mamíferos y sus ancestros extintos. El último grupo, al que a menudo se hace referencia como reptiles parecidos a mamíferos pero debería denominarse protomamíferos, mamíferos de tallo o sinápsidos basales debido a que no son verdaderos reptiles según la clasificación cladística moderna, fueron los vertebrados terrestres dominantes en todo el Pérmico, pero la mayoría perecieron en el evento de extinción Pérmico-Triásico. Muy pocos sinápsidos grandes sobrevivieron al evento, y una forma, Listrosaurio (un dicinodonte herbívoro), alcanzó una amplia distribución poco después de la extinción. [ cita necesaria ] En cambio, los arcosaurios y otros arcosauriformes se convirtieron rápidamente en los vertebrados terrestres dominantes en el Triásico temprano. Los fósiles de antes de la extinción masiva solo se han encontrado alrededor del Ecuador, pero después del evento se pueden encontrar fósiles en todo el mundo. [8] Las tres explicaciones sugeridas más comúnmente para esto son: [ cita necesaria ]

  • Los archosaurios progresaron más rápidamente hacia las extremidades erectas que los sinápsidos, y esto les dio una mayor resistencia al evitar la restricción de Carrier. Una objeción a esta explicación es que los arcosaurios se volvieron dominantes cuando todavía tenían extremidades extendidas o semi-erectas, similares a las de Listrosaurio y otros sinápsidos. [cita necesaria]
  • Los archosaurios tienen [aclaración necesaria] sistemas respiratorios con flujo de aire unidireccional. El Dr. Peter Ward sugiere que esto puede haber resultado ventajoso en una supuesta caída en los niveles de oxígeno al final del Pérmico. [cita necesaria]
  • El Triásico Temprano fue predominantemente árido, porque la mayor parte de la tierra de la Tierra estaba concentrada en el supercontinente Pangaea. Los archosaurios probablemente fueron mejores en la conservación de agua que los primeros sinápsidos porque:
    • Los diápsidos modernos (lagartos, serpientes, cocodrilos, pájaros) excretan ácido úrico, que puede excretarse como una pasta, lo que resulta en una baja pérdida de agua en lugar de una orina más diluida. Es razonable suponer que los arcosaurios (los antepasados ​​de los cocodrilos, dinosaurios y pterosaurios) también excretaban ácido úrico y, por lo tanto, eran buenos para conservar agua. Las pieles aglandulares (sin glándulas) de los diápsidos también habrían ayudado a conservar el agua. [cita necesaria]
    • Los mamíferos modernos excretan urea, que requiere una frecuencia urinaria relativamente alta para evitar que salga de la orina por difusión en los túbulos renales. Su piel también contiene muchas glándulas, que también pierden agua. Suponiendo que los primeros sinápsidos tenían características similares, por ejemplo, como lo argumentan los autores de Palaeos, estaban en desventaja en un mundo principalmente árido. El mismo sitio muy respetado señala que "durante gran parte de la historia del Plio-Pleistoceno de Australia, donde las condiciones fueron probablemente similares, los depredadores terrestres más grandes no fueron mamíferos sino lagartos varanidos gigantes (Megalania) y cocodrilos terrestres ". [5]

    Sin embargo, esta teoría ha sido cuestionada, ya que implica que los sinápsidos tenían necesariamente menos ventajas en la retención de agua, que la disminución de los sinápsidos coincide con los cambios climáticos o la diversidad de arcosaurios (ninguno de los cuales se probó) y el hecho de que los mamíferos que habitan en el desierto están tan bien adaptados en este departamento. como arcosaurios, [9] y algunos cinodontes como Trucidocynodon eran depredadores de gran tamaño. [10] Un estudio favorece la competencia entre mamíferos como la principal explicación de que los mamíferos mesozoicos sean pequeños. [11]

    Desde la década de 1970, los científicos han clasificado a los arcosaurios principalmente sobre la base de sus tobillos. [12] Los primeros arcosaurios tenían tobillos "mesotarsales primitivos": el astrágalo y el calcáneo se fijaban a la tibia y el peroné mediante suturas y la articulación se doblaba sobre el contacto entre estos huesos y el pie.

    La Pseudosuchia apareció a principios del Triásico. En los tobillos, el astrágalo estaba unido a la tibia mediante una sutura y la articulación giraba alrededor de una clavija en el astrágalo que encajaba en una cavidad en el calcáneo. Los primeros "crurotarsans" todavía caminaban con las extremidades extendidas, pero algunos crurotarsans posteriores desarrollaron extremidades completamente erectas. Los cocodrilos modernos son crurotarsans que pueden caminar con las extremidades extendidas o erguidas dependiendo de la velocidad de locomoción. [ cita necesaria ]

    Euparkeria y los Ornithosuchidae tenían tobillos "crurotarsales invertidos", con una clavija en el calcáneo y una cavidad en el astrágalo.

    Los primeros fósiles de Avemetatarsalia ("tobillos de pájaro") aparecen en la era anisia del Triásico tardío. La mayoría de los ornithodiranos tenían tobillos "mesotarsales avanzados". Esta forma de tobillo incorporaba un astrágalo muy grande y un calcáneo muy pequeño, y solo podía moverse en un plano, como una simple bisagra. Esta disposición, que solo era adecuada para animales con extremidades erectas, proporcionó más estabilidad cuando los animales estaban corriendo. Los primeros avemetatarsianos, como Teleocrater y Asilisaurus, conservaron los tobillos "mesotarsales primitivos". Los ornithodirans se diferenciaban de otros arcosaurios en otras formas: eran de complexión ligera y por lo general pequeños, sus cuellos eran largos y tenían una curva en forma de S, sus cráneos eran mucho más ligeros y muchos ornithodirans eran completamente bípedos. El cuarto trocánter arcosaurio en el fémur puede haber facilitado que los ornitodiranos se conviertan en bípedos, porque proporcionó más palanca para los músculos del muslo. A finales del Triásico, los ornithodirans se diversificaron para producir dinosaurios y pterosaurios.

    Clasificación moderna Editar

    Archosauria se define normalmente como un grupo de la corona, lo que significa que solo incluye a los descendientes de los últimos antepasados ​​comunes de sus representantes vivos. En el caso de los arcosaurios, se trata de aves y cocodrilos. Archosauria se encuentra dentro del clado más grande Archosauriformes, que incluye algunos parientes cercanos de los arcosaurios, como los proterocámpsidos y euparkeriidos. Estos parientes a menudo se conocen como arcosaurios a pesar de estar ubicados fuera del grupo de la corona Archosauria en una posición más basal dentro de Archosauriformes. [13] Históricamente, muchos arcosauriformes fueron descritos como arcosaurios, incluidos los proterosúquidos y eritrosúquidos, basándose en la presencia de una fenestra antorbital. Si bien muchos investigadores prefieren tratar a Archosauria como un clado sin rango, algunos continúan asignándole un rango biológico tradicional. Tradicionalmente, Archosauria ha sido tratado como un Superorden, aunque algunos investigadores del siglo XXI lo han asignado a diferentes rangos, incluyendo División [14] y Clase. [15]

    Historia de la clasificación Editar

    Archosauria como término fue acuñado por primera vez por el paleontólogo estadounidense Edward Drinker Cope en 1869 e incluía una amplia gama de taxones que incluían dinosaurios, cocodrilos, tecodontes, sauropterigios (que pueden estar relacionados con las tortugas), rynchocephalians (un grupo que según Cope incluía rynchosaurs , que hoy en día se consideran más arcosauromorfos basales, y tuataras, que son lepidosaurios), y anomodontes, que ahora se consideran sinápsidos. [16] No fue hasta 1986 que Archosauria se definió como un clado de la corona, restringiendo su uso a taxones más derivados. [17]

    El término de Cope era un híbrido griego-latino destinado a referirse a los arcos craneales, pero más tarde también se ha entendido como "reptiles líderes" o "reptiles gobernantes" por asociación con el griego ἀρχός "líder, gobernante". [18]

    El término "thecodont", ahora considerado un término obsoleto, fue utilizado por primera vez por el paleontólogo inglés Richard Owen en 1859 para describir los arcosaurios del Triásico, y se volvió ampliamente utilizado en el siglo XX. Los Thecodonts fueron considerados el "stock basal" de donde descendían los arcosaurios más avanzados. No poseían características vistas en líneas posteriores aviares y cocodrílidos y, por lo tanto, se las consideraba más primitivas y ancestrales de los dos grupos. Con la revolución cladística de las décadas de 1980 y 1990, en la que la cladística se convirtió en el método más utilizado para clasificar organismos, los codontos dejaron de considerarse una agrupación válida. Debido a que se consideran un "stock basal", los thecodonts son parafiléticos, lo que significa que forman un grupo que no incluye a todos los descendientes de su último ancestro común: en este caso, los cocodrilos y aves más derivados se excluyen de "Thecodontia", ya que fue entendido anteriormente. La descripción de los ornitodires basales. Lagerpeton y Lagosuchus en la década de 1970 proporcionó evidencia que vinculaba a los codontos con los dinosaurios y contribuyó al desuso del término "Tecodontia", que muchos cladistas consideran una agrupación artificial. [19]

    Con la identificación de tobillos "crocodilianos normales" y "crocodilianos invertidos" por Sankar Chatterjee en 1978, se identificó una división basal en Archosauria. Chatterjee consideró que estos dos grupos eran Pseudosuchia con el tobillo "normal" y Ornithosuchidae con el tobillo "invertido". Se pensaba que los ornitosúquidos eran ancestros de los dinosaurios en ese momento. En 1979, A.R.I. Cruickshank identificó la división basal y pensó que el tobillo crurotarsano se desarrolló de forma independiente en estos dos grupos, pero de manera opuesta. Cruickshank también pensó que el desarrollo de estos tipos de tobillo progresaba en cada grupo para permitir que los miembros avanzados tuvieran andares semi-erectos (en el caso de los cocodrilos) o erectos (en el caso de los dinosaurios). [19]

    Filogenia editar

    En muchos análisis filogenéticos, se ha demostrado que los arcosaurios son un grupo monofilético, formando así un verdadero clado. Uno de los primeros estudios de la filogenia de los arcosaurios fue escrito por el paleontólogo francés Jacques Gauthier en 1986. Gauthier dividió a Archosauria en Pseudosuchia, la línea crocodiliana, y Ornithosuchia, la línea de dinosaurios y pterosaurios. Pseudosuchia se definió como todos los arcosaurios más estrechamente relacionados con los cocodrilos, mientras que Ornithosuchia se definió como todos los arcosaurios más estrechamente relacionados con las aves. Proterochampsids, erthrosuchids y proterosuchids cayeron sucesivamente fuera de Archosauria en el árbol resultante. A continuación se muestra el cladograma de Gauthier (1986): [20]

    En 1988, los paleontólogos Michael Benton y J.M. Clark produjeron un nuevo árbol en un estudio filogenético de arcosaurios basales. Como en el árbol de Gauthier, Benton y Clark revelaron una división basal dentro de Archosauria. Se refirieron a los dos grupos como Crocodylotarsi y Ornithosuchia. Crocodylotarsi se definió como un taxón basado en apomorfias basado en la presencia de una articulación del tobillo "normal al cocodrilo" (considerada la apomorfia definitoria del clado). Pseudosuchia de Gauthier, por el contrario, era un taxón basado en tallos. A diferencia del árbol de Gauthier, los lugares de Benton y Clark Euparkeria fuera de Ornithosuchia y fuera del grupo de la corona Archosauria por completo. [21]

    Los clados Crurotarsi y Ornithodira fueron utilizados juntos por primera vez en 1990 por el paleontólogo Paul Sereno y A.B. Arcucci en su estudio filogenético de los arcosaurios. Fueron los primeros en erigir el clado Crurotarsi, mientras que Ornithodira fue nombrado por Gauthier en 1986. Crurotarsi y Ornithodira reemplazaron a Pseudosuchia y Ornithosuchia, respectivamente, ya que se cuestionó la monofilia de ambos clados. [19] [22] Sereno y Arcucci incorporaron características de arcosaurio distintas de los tipos de tobillo en sus análisis, lo que resultó en un árbol diferente al de los análisis anteriores. A continuación se muestra un cladograma basado en Sereno (1991), que es similar al producido por Sereno y Arcucci: [19]

    Ornithodira y Crurotarsi son ambos clados basados ​​en nodos, lo que significa que se definen para incluir el último ancestro común de dos o más taxones y todos sus descendientes. Ornithodira incluye el último ancestro común de pterosaurios y dinosaurios (que incluyen aves), mientras que Crurotarsi incluye el último ancestro común de cocodrilos vivos y tres grupos de arcosaurios del Triásico: ornitosúquidos, aetosaurios y fitosaurios. Estos clados no son equivalentes a los arcosaurios de "línea de pájaro" y "línea de cocodrilo", que serían clados basados ​​en ramas definidos como todos los taxones más estrechamente relacionados con un grupo vivo (aves o cocodrilos) que con el otro.

    Benton propuso el nombre Avemetatarsalia en 1999 para incluir a todos los arcosaurios de línea de aves (según su definición, todos los arcosaurios más estrechamente relacionados con los dinosaurios que con los cocodrilos). Su análisis del pequeño arcosaurio triásico Scleromochlus lo colocó dentro de los arcosaurios de línea de aves pero fuera de Ornithodira, lo que significa que Ornithodira ya no era equivalente a los arcosaurios de línea de aves. A continuación se muestra un cladograma modificado de Benton (2004) que muestra esta filogenia: [17]

    En la monografía de Sterling Nesbitt de 2011 sobre los primeros arcosaurios, un análisis filogenético encontró un fuerte apoyo para los fitosaurios fuera de Archosauria. Muchos estudios posteriores apoyaron esta filogenia. Debido a que Crurotarsi se define por la inclusión de fitosaurios, la ubicación de fitosaurios fuera de Archosauria significa que Crurotarsi debe incluir todo Archosauria. Nesbitt restableció Pseudosuchia como un nombre de clado para los arcosaurios de línea de cocodrilo, usándolo como un taxón basado en el tallo. A continuación se muestra un cladograma modificado de Nesbitt (2011): [1]

    Los cocodrilomorfos, pterosaurios y dinosaurios sobrevivieron al evento de extinción Triásico-Jurásico hace unos 200 millones de años, pero otros arcosaurios se extinguieron en el límite Triásico-Jurásico o antes.

    Los dinosaurios y pterosaurios no aviares perecieron en el evento de extinción del Cretácico-Paleógeno, que ocurrió hace aproximadamente 66 millones de años, pero sobrevivieron las aves del grupo de la corona (el único grupo de dinosaurios que queda) y muchos crocodiliformes. Ambos son descendientes de los arcosaurios y, por lo tanto, son ellos mismos arcosaurios según la taxonomía filogenética.

    Los cocodrilos (que incluyen todos los cocodrilos, caimanes y gaviales modernos) y las aves prosperan hoy en día en el Holoceno. En general, se acepta que las aves tienen la mayor cantidad de especies de todos los vertebrados terrestres. [ cita necesaria ]

    Articulaciones de la cadera y locomoción Editar

    Al igual que los primeros tetrápodos, los primeros arcosaurios tenían un andar extendido porque las cuencas de las caderas miraban hacia los lados y las protuberancias en la parte superior de sus fémures estaban alineadas con el fémur. En el Triásico temprano a medio, algunos grupos de arcosaurios desarrollaron articulaciones de la cadera que permitían (o requerían) una marcha más erguida. Esto les dio una mayor resistencia, porque evitó la restricción de Carrier, es decir, podían correr y respirar fácilmente al mismo tiempo. Había dos tipos principales de articulaciones que permitían piernas erectas:

    • Las cuencas de la cadera estaban orientadas hacia los lados, pero las protuberancias de los fémures formaban ángulos rectos con el resto del fémur, que por lo tanto apuntaba hacia abajo. Los dinosaurios evolucionaron de los arcosaurios con este arreglo de cadera.
    • Las cuencas de la cadera estaban orientadas hacia abajo y las protuberancias de los fémur estaban alineadas con el fémur. Esta disposición "pilar-erecta" parece haber evolucionado independientemente en varios linajes de arcosaurios, por ejemplo, era común en "Rauisuchia" (paracrocodilomorfos no crocodilomorfos) y también apareció en algunos aetosaurios.

    Se ha señalado que una postura erguida requiere más energía, por lo que puede indicar un metabolismo más alto y una temperatura corporal más alta. [23]

    Dieta Editar

    La mayoría eran grandes depredadores, pero los miembros de varias líneas se diversificaron en otros nichos. Los etosaurios eran herbívoros y algunos desarrollaron una armadura extensa. Algunos crocodiliformes eran herbívoros, por ejemplo, Simosuchus, Phyllodontosuchus. El gran crocodiliforme Stomatosuchus puede haber sido un alimentador de filtro. Los dinosaurios sauropodomorfos y ornitisquios eran herbívoros con diversas adaptaciones para la alimentación biomecánica.

    Tierra, agua y aire Editar

    Los archosaurios se representan principalmente como animales terrestres, pero:

    • Muchos fitosaurios y crocodiliformes dominaban los ríos y pantanos e incluso invadían los mares (por ejemplo, los teleosaurios, Metriorhynchidae y Dyrosauridae). Los Metriorhynchidae eran más bien parecidos a los delfines, con extremidades anteriores en forma de paleta, una aleta de cola y pieles lisas y sin armadura.
    • Dos clados de ornithodirans, los pterosaurios y los pájaros, dominaron el aire después de adaptarse a un estilo de vida volátil.

    Metabolismo Editar

    El metabolismo de los arcosaurios sigue siendo un tema controvertido. Ciertamente evolucionaron a partir de antepasados ​​de sangre fría, y los arcosaurios no dinosaurios supervivientes, los cocodrilos, son de sangre fría. Pero los cocodrilos tienen algunas características que normalmente se asocian con un metabolismo de sangre caliente porque mejoran el suministro de oxígeno del animal:

    • Corazones de 4 cámaras. Tanto las aves como los mamíferos tienen corazones de 4 cámaras, que separan completamente los flujos de sangre oxigenada y desoxigenada. Los reptiles no cocodrilos tienen corazones de 3 cámaras, que son menos eficientes porque permiten que los dos flujos se mezclen y, por lo tanto, envían algo de sangre desoxigenada al cuerpo en lugar de a los pulmones. Los corazones de los cocodrilos modernos tienen 4 cámaras, pero son más pequeños en relación con el tamaño del cuerpo y corren a una presión más baja que los de las aves y los mamíferos modernos. También tienen un bypass pulmonar, lo que los hace funcionalmente de 3 cámaras cuando están bajo el agua, lo que conserva el oxígeno.
    • un paladar secundario, que permite al animal comer y respirar al mismo tiempo.
    • un mecanismo de pistón hepático para bombear los pulmones. Esto es diferente de los mecanismos de bombeo de pulmones de mamíferos y aves, pero similar a lo que algunos investigadores afirman haber encontrado en algunos dinosaurios. [24] [25]

    Históricamente ha habido incertidumbre sobre por qué la selección natural favoreció el desarrollo de estas características, que son muy importantes para las criaturas activas de sangre caliente, pero de poca utilidad aparente para los depredadores de emboscada acuática de sangre fría que pasan la mayor parte de su tiempo flotando en el agua. agua o tirado en las orillas de los ríos?

    Evidencia paleontológica [ aclaración necesaria ] muestra que los antepasados ​​de los cocodrilos vivos eran activos y endotérmicos (de sangre caliente). Algunos expertos [ ¿Quién? ] creen que sus antepasados ​​arcosaurios también eran de sangre caliente. Esto probablemente se deba a que los filamentos parecidos a plumas evolucionaron para cubrir todo el cuerpo y fueron capaces de proporcionar aislamiento térmico. [26] Las características fisiológicas, anatómicas y de desarrollo del corazón de cocodrilo apoyan la evidencia paleontológica y muestran que el linaje volvió a la ectotermia cuando invadió el nicho de depredadores de emboscada acuática. Los embriones de cocodrílidos desarrollan corazones de 4 cámaras en una etapa temprana. Las modificaciones del corazón en crecimiento forman una derivación de derivación pulmonar que incluye el arco aórtico izquierdo, que se origina en el ventrículo derecho, el agujero de Panizza entre los arcos aórticos izquierdo y derecho, y la válvula dentada en la base de la arteria pulmonar. La derivación se utiliza durante el buceo para hacer que el corazón funcione como un corazón de 3 cámaras, proporcionando al cocodrilo la derivación controlada neuralmente que utilizan los ectotermos. Los investigadores concluyeron que los antepasados ​​de los cocodrilos vivos tenían corazones de 4 cámaras y, por lo tanto, eran de sangre caliente, antes de volver a un metabolismo de sangre fría o ectotérmico. Los autores también proporcionan otra evidencia de endotermia en arcosaurios de tallo. [27] [28] Es razonable sugerir que los cocodrilos posteriores desarrollaron la derivación de derivación pulmonar a medida que se volvían de sangre fría, acuáticos y menos activos.

    Si los antepasados ​​de los cocodrilos y otros arcosaurios del Triásico fueran de sangre caliente, esto ayudaría a resolver algunos acertijos evolutivos:

    • Los primeros crocodilomorfos, por ejemplo, Terrestrisuchus, eran depredadores terrestres delgados y de piernas largas cuya constitución sugiere un estilo de vida bastante activo, que requiere un metabolismo bastante rápido. Y algunos otros arcosaurios crurotarsanos parecen haber tenido miembros erectos, mientras que los de los rauisuquios están muy mal adaptados para cualquier otra postura. Las extremidades erectas son ventajosas para los animales activos porque evitan la restricción de Carrier, pero son desventajosas para los animales más lentos porque aumentan los costos de energía de pararse y acostarse.
    • Si los primeros arcosaurios fueran completamente de sangre fría y (como parece más probable) los dinosaurios fueran al menos bastante de sangre caliente, los dinosaurios habrían tenido que desarrollar metabolismos de sangre caliente en menos de la mitad del tiempo que tardaron los sinápsidos en hacer lo mismo.

    Sistema respiratorio Editar

    Un estudio reciente de los pulmones de Alligator mississippiensis (el cocodrilo americano) ha demostrado que el flujo de aire a través de ellos es unidireccional, moviéndose en la misma dirección durante la inhalación y la exhalación. [29] Esto también se ve en aves y muchos dinosaurios no aviares, que tienen sacos de aire para ayudar aún más en la respiración. Tanto las aves como los caimanes logran un flujo de aire unidireccional a través de la presencia de parabronchi, que son responsables del intercambio de gases. El estudio ha encontrado que en los caimanes, el aire entra a través de la segunda rama bronquial, se mueve a través de los parabronquios y sale por la primera rama bronquial. El flujo de aire unidireccional en aves y caimanes sugiere que este tipo de respiración estaba presente en la base de Archosauria y retenida tanto por dinosaurios como por arcosaurios no dinosaurios, como aetosaurios, "rauisuquios" (paracrocodilomorfos no crocodilomorfos), crocodilomorfos y pterosaurios. [29] El uso del flujo de aire unidireccional en los pulmones de los arcosaurios puede haberle dado al grupo una ventaja sobre los sinápsidos, que tenían pulmones donde el aire entraba y salía mareamente a través de una red de bronquios que terminaban en los alvéolos, que eran callejones sin salida. . La mejor eficiencia en la transferencia de gas observada en los pulmones de los arcosaurios puede haber sido ventajosa durante los tiempos de bajo nivel de oxígeno atmosférico que se cree que existió durante el Mesozoico. [30]

    La mayoría (si no todos) los arcosaurios son ovíparos. Las aves y los cocodrilos ponen huevos de cáscara dura, al igual que los dinosaurios extintos y los crocodilomorfos. Los huevos de cáscara dura están presentes tanto en dinosaurios como en cocodrilos, lo que se ha utilizado como explicación de la ausencia de viviparidad u ovoviviparidad en los arcosaurios. [31] Sin embargo, tanto los pterosaurios [32] como los baurusúquidos [33] tienen huevos de cáscara blanda, lo que implica que las cáscaras duras no son una condición plesiomórfica. La anatomía pélvica de Cricosaurio y otros metriorrínquidos [34] y embriones fosilizados pertenecientes al arcosauromorfo no arcosaurio Dinocephalosaurus, [35] juntos sugieren que la falta de viviparidad entre los arcosaurios puede ser una consecuencia de restricciones específicas de linaje. [ aclaración necesaria ]

    Los arcosaurios son ancestralmente superprecociales, como se evidencia en varios dinosaurios, pterosaurios y crocodilomorfos. [36] Sin embargo, el cuidado de los padres evolucionó de forma independiente varias veces en cocodrilos, dinosaurios y aetosaurios. [37] En la mayoría de estas especies, los animales entierran sus huevos y dependen de la determinación del sexo en función de la temperatura. La excepción notable son los Neornithes, que incuban sus huevos y dependen de la determinación genética del sexo, un rasgo que podría haberles dado una ventaja de supervivencia sobre otros dinosaurios. [38]


    ¿Todos los animales de sangre caliente tienen un ancestro común?

    ¿Cómo es posible que especies tan diferentes como los mamíferos y las aves sean de sangre caliente? ¿Significa que tenemos un ancestro común?

    ¡La endotermia probablemente evolucionó por separado en aves y mamíferos! Las aves evolucionaron a partir de reptiles, mientras que los mamíferos evolucionaron a partir de sinápsidos (criaturas muy basales, parecidas a reptiles). He oído que los sinápsidos se describen como "mamíferos como reptiles", pero desde un punto de vista evolutivo no estaban relacionados con los antepasados ​​de las aves, que eran diápsidos.

    Cuando diferentes grupos desarrollan un rasgo similar aunque no estén relacionados, se denomina evolución convergente. Los animales como las aves y los mamíferos dependen mucho de su alto metabolismo y endotermia para poder llenar los nichos que llenan. Tiene sentido que la endotermia pueda surgir varias veces si tiene una ventaja selectiva tan grande.

    Básicamente, esta pregunta se hizo antes aquí y creo que la respuesta enumerada hace un gran trabajo.


    Adaptaciones de aves para vuelo

    Poder volar es no una característica definitoria de las aves: murciélagos son mamíferos y pueden volar. Algunos reptiles y anfibios también pueden planear (aunque estrictamente, esto no es volar).

    Sin embargo, todas las aves, incluso las que no vuelan, como los pingüinos y los avestruces, descienden de animales que podrían volar y sus cuerpos reflejan las adaptaciones necesarias para volar.

    La adaptación más obvia para el vuelo es un pájaro & # 8217s alas. Son las extremidades anteriores del pájaro. Al batir sus alas, la mayoría de las aves pueden despegar, planear y moverse por el aire.

    La mayoría de las aves tienen ligeras, huecas esqueletos para ayudar al vuelo. Los pájaros tienen alto metabolismos (la cantidad de energía necesaria para vivir) y tener que ingerir grandes cantidades de alimentos. Esto se debe principalmente a que volar requiere una gran cantidad de energía.

    Además de los pulmones, las aves tienen una serie de sacos de aire dentro de sus cuerpos. Esto ayuda a que el aire entre y salga más rápido de un ave. Esto también es una necesidad debido al elevado metabolismo de las aves.


    Hace más de 252 millones de años, los ancestros de los mamíferos se volvieron de sangre caliente para sobrevivir a la extinción masiva.

    El esqueleto de un terápsido dicinodonte Lystrosaurus. Crédito: Flickr

    Hoy en día, los mamíferos y las aves son los únicos animales verdaderos de sangre caliente. Se llaman endotermos, lo que significa que producen el calor de su cuerpo internamente.

    Los animales endotermos son lo opuesto a los ectotermos que obtienen su calor de un factor externo como el sol. Se les considera "de sangre fría".

    Los orígenes de la sangre caliente en los mamíferos ha sido un tema muy controvertido por dos razones. Una es que varias de las características anatómicas que se cree que están relacionadas con la sangre caliente también se han encontrado en los reptiles de sangre fría. La otra es que estas características no siempre se conservan en los fósiles, lo que da a los científicos señales inconsistentes sobre la presencia de sangre caliente.

    Nuestra investigación ayuda a arrojar nueva luz sobre esta controversia. Hemos podido obtener nuevas ideas sobre cómo los mamíferos desarrollaron un metabolismo de sangre caliente que puede haberlos ayudado a sobrevivir a la terrible extinción masiva que marcó el final del período Pérmico, hace 252 millones de años.

    Al comparar las proporciones de isótopos de oxígeno en los fósiles, pudimos demostrar que un grupo llamado cinodoncia (ancestros de los mamíferos) adquirió sangre caliente en algún lugar durante el período Pérmico tardío, que osciló entre hace 259 y 252 millones de años. Esto hace que el origen de la endotermia de los mamíferos sea más antiguo de lo que pensábamos anteriormente.

    Pero nuestra investigación también muestra que los cinodoncia no fueron los únicos que adquirieron sangre caliente. La dicinodoncia, que se ha considerado de sangre fría, también desarrolló esta característica de forma independiente en el mismo período de tiempo.

    Nuestro descubrimiento sugiere que el clima fue el factor principal que desencadenó la evolución de la sangre caliente en los mamíferos y es responsable del posterior éxito evolutivo de los mamíferos. Sostenemos que los dicinodontos y cinodontos triásicos pudieron sobrevivir al poseer ya un metabolismo endotérmico para hacer frente a las fluctuaciones de temperatura.

    Características de los mamíferos

    Hay varias características especiales que están relacionadas con la sangre caliente. Uno son los huesos dentro de la nariz y el hocico, llamados cornetes. These bones increase the distance that air travels into the body, allowing it to warm up on the way in. There is also the bony palate which separates the mouth from the nose and allows for continuous breathing, even while eating. Another, which is rarely preserved in the fossil records, is the presence of fur which acts as an insulating layer.

    The challenge with evaluating the origins of morphological features is that they aren't from the same time. Some have appeared in some animals earlier than others.

    So we took an innovative and unprecedented approach. We looked at the isotopes of oxygen in the bones and teeth of Permo-Triassic mammal-like reptiles known as therapsids. This is an approach that's been used officially to evaluate dinosaurs.

    The transition between the Permian and Triassic periods, 252 million years ago, is known as the most devastating mass extinction in Earth's history. Reconstructions of the paleoclimate show that after a cooling trend towards the end of the Permian period, there was an abrupt and intense warming at the Permian-Triassic Boundary.

    We took samples of groups of animals from fossil records kept in South Africa, Lesotho, Morocco and China dating to the Permian and Triassic period.

    We sampled therapsids and some tetrapods that lived at the same time and at the same place. By doing so we were able to distinguish warm-blooded therapsids from cold-blooded ones, and get closer to pinning down when species evolved to warm-bloodedness.

    We found that Permian therapsids and the co-existing tetrapods had similar body temperatures. But, in contrast, analysed therapsids in the Triassic period were warm-blooded.

    Both the dicynodonts and cynodonts in the Permian period were cold-blooded while the same groups in the Triassic period were warm-blooded. This means that they acquired their endothermy in the late Permian period.

    Understanding that these groups developed their warm-bloodedness during the Late Permian period highlights two important findings.

    The first is that they appeared independently – the Permian ancestors of both groups were not warm-blooded. The second is, even if they may have appeared at different times during the Late Permian period, they seem to have been through the same factors of selection by surviving the global climatic variations of the end-Permian.

    The "mammal-like reptiles" survived because warm-blooded animals have the capacity to produce their own body heat which allows them to live in colder environments or in areas with huge seasonal temperature contrasts.

    At the geological scale, this could mean that endothermic species would have a better chance to survive through important and rapid climate change.

    Este artículo se publicó originalmente en The Conversation. Lea el artículo original.


    Warm- and Cold-Blooded Animals

    No matter what the outside temperature may be, your body, like a living furnace, works to maintain a constant internal temperature. It generates heat by burning the food you eat. All mammals and birds are capable of generating this internal heat and are classed as homoiotherms (ho-MOY-ah-therms), or warm-blooded animals. Normal temperatures for mammals range from 97° F to 104° F. Most birds have a normal temperature between 106° F and 109° F.

    Larger animals, such as these prairie dogs, do not use as much energy to produce the heat required to keep their larger bodies warm.

    A portion of the brain known as the hypothalamus (hi-po-THAL-ah-mus) is the thermostat that controls your body&rsquos furnace. This thermostat is set at 98.6° F, but a degree or so higher or lower is within the normal range for a human. In fact, your body temperature varies with the time of day. It is at its lowest just before you get up in the morning, rises to a peak in the afternoon, and then falls again while you sleep at night. Strenuous activity raises the body temperature. Illness also may cause a greater rise or drop in the normal temperature.

    Nerves in the skin and deep within the body send temperature messages to the hypothalamus. It compares the temperatures of these areas with that of the brain and, if they are too low or too high, it sends messages to nerves and glands to help increase or decrease the heat. When you are cold, a message from the brain causes your muscles to shiver. This generates a little heat and starts warming the body. When you are too hot, a message triggers your sweat glands. Evaporation of the resulting perspiration cools the skin. Another message may dilate (enlarge) the blood vessels under the skin so more blood can come to the surface and more heat can escape through the skin to the air.

    A tiny hummingbird must refuel its body furnace every ten to fifteen minutes during the day to maintain its body heat.

    Panting is another cooling method used by mammals with few sweat glands. Moisture evaporates from the mouth and tongue to cool the overheated body. Birds cannot sweat, but they get rid of excess body heat by breathing it out. Special air sacs, which extend from the lungs, increase the amount of air the birds can breathe in and out.

    Warm-blooded animals can be as active in winter as summer, but their bodies must have plenty of food to burn for additional heat. Birds, with their higher body temperatures, often find it difficult to locate enough food when winter&rsquos lower temperatures arrive, so most of them migrate to warmer climates where their bodies do not have to work as hard to maintain heat.

    Cold-blooded animals cannot generate their own body heat, but they do regulate it by changing their environment. Alligators and other reptiles often lie in the sun to warm themselves. On the other hand, they cool off by taking a dip in the water, moving into the sade of a rock or crawling into a burrow in the ground.

    Heat escapes from the body through the skin. Layers of clothing help you retain your body heat in the winter. Other mammals must rely on layers of fat or a fur covering to insulate them from the cold and retain their body heat. In extremely cold climates, you won&rsquot find mammals with large ears or long tails. A lot of extra food would be required to replace the heat lost from these large surfaces&mdashfood that would be extremely hard to find.

    Smaller animals must produce more heat to keep warm than larger ones. To understand this, pretend that a 3-inch-square box is a small animal and a 6-inch-square box is a larger animal. On its six exposed sides, the small animal has 54 square inches of skin. The larger animal has 216 square inches of skin, or four times as much. The inside heat-producing area of the small animal is 27 cubic inches, but the inside of the larger animal contains 216 cubic inches, which is eight times bigger. If it takes one unit of energy for each cubic inch to warm 1 square inch of skin, the smaller animal must burn twice as much energy to keep its skin at the temperature of the large animal&rsquos skin. This means it must produce twice as much heat.

    When temperatures drop, cold-blooded animals become less active, even sluggish.

    Because small bodies must produce so much heat to stay warm, the size of warm-blooded animals is limited. If the animal were too small, it could not digest food fast enough to produce heat as quickly as warmth could be lost through the skin. During the day a tiny hummingbird refuels its furnace with food every ten to fifteen minutes. If it were not able to slow its body down at night to about one-twentieth of its daytime energy by going into a hibernation-like torpor, the cool night air of even a warm climate would endanger the hummingbird&rsquos life.

    Torpor is a type of sleep from which an animal cannot be awakened quickly. Its body temperature drops to that of its surroundings, and the heartbeat and breathing are slowed down greatly. If the temperature drops too low, the animal will freeze and never awaken from torpor. True hibernators pass in and out of torpor throughout the winter.
    Animals that cannot generate internal heat are known as poikilotherms (poy-KIL-ah-therms), or cold-blooded animals. Insects, worms, fish, amphibians, and reptiles fall into this category&mdashall creatures except mammals and birds. The term cold-blooded is a little misleading because poikilotherms can have very warm body temperatures in the tropics. Cold-blooded actually means the animal&rsquos body temperature is basically the same as its surroundings. A fish swimming in 40° F water will have a body temperature very near 40° F. The same fish in 60° F water will have a body temperature near 60° F.

    After a cool night, a grasshopper may be too stiff and cold to hop until the morning sun warms its body.

    Since cold-blooded animals cannot generate their own heat, they must regulate their body temperature by moving to different environments. You probably have seen a lizard, turtle, or alligator lying around basking in the sun. It does this to raise its body temperature. When it gets too warm, it moves into the shade, takes a dip in the water, or burrows under a rock or into the ground to cool off. When temperatures drop, cold-blooded animals become less active, even sluggish. If an insect becomes too cold, its wing muscles cannot move fast enough for it to fly. Some moths vibrate their wing muscles, an action similar to your shivering, and the contracting muscles produce enough heat for takeoff. After a cold night, a grasshopper often is too stiff and cold to hop. However, once the sun&rsquos rays have warmed it up, it can leap around as usual.

    Extreme changes in environmental temperatures can be fatal to the cold-blooded animal. As water temperatures increase, oxygen content is reduced. Raising the temperature from 41° F to 95° F will cut the oxygen level in half. A fish experiencing this drastic rise in temperature must pump twice as much water across its gills to get the same amount of oxygen it received when the temperature was lower. The increased activity also increases the fish&rsquos need for oxygen, which compounds the problem. As a result, the fish may die from a lack of oxygen, not heat.
    Many insects die when temperatures drop, but next year&rsquos supply winters in eggs, cocoons, or some other protective covering. They emerge or hatch when spring or summer temperatures return. Reptiles burrow into the ground or find a den in which to live until surface temperatures are more favorable. In fact, sunny winter days bring many of them out to warm themselves and look for food. Extremes of heat and cold are hard on all animals. But both warm-blooded and cold-blooded animals have adapted to normal weather changes.

    Ilo Hiller
    1983 Warm- and Cold-Blooded Animals. Young Naturalist. The Louise Lindsey Merrick Texas Environment Series, No. 6, pp. 16-19. Texas A&M University Press, College Station.


    Too Many Similarities.

    The similarities between birds and mammals are able to create some confusion, and that is why a lot of people believe that birds are actually mammals. For starters, both birds and mammals are warm-blooded animals. They are able to maintain constant body temperature, and they do not need any type of other heat sources to remain warm. Following this similarity, both birds and mammals have similar caloric requirements according to their weight and are able to lead an active lifestyle even during colder temperatures.

    Another similarity shared by birds and mammals is that they are both vertebrates. This means that they have a backbone, and their skeletal systems are made out of bone. There is an important difference however - the bones of birds are hollow, which makes them lighter and gives birds the ability to fly. The hearts of birds and mammals are also incredibly similar.

    In order to be able to fly, birds need lots of energy, so their hearts have evolved into four-chambered hearts that are the same as those in mammals. Speaking of the heart, both of these animal classes have blood that contains red and white blood cells. These cells share similar roles, as well. Another common characteristic among mammals and birds is that they care for their young after they have been born or hatched.


    What’s the difference between birds and mammals

    There is a huge variety of organisms on the planet and among them, members of the animal kingdom tend to captivate us humans the most. Birds and mammals are equally remarkable, but very different.

    Numerically speaking, only a handful of living organisms have skeletons and an even smaller fraction of vertebrates can regulate their own body temperature. The classes Aves and Mammalia are the only groups that have this special warm-blooded trait and that often leads people to think that birds and mammals are very related—sometimes even that birds are a type of mammal.

    The truth is, however, that these two classes are very different in a lot of ways. It’s quite a bit more than the fact that we can’t fly.

    Defining the Problem

    To start with, mammals and birds are quite different through their very definitions. The definition of a bird requires feathers, a toothless beak, wings (usually allowing for flight), and the ability to lay hard-shelled eggs. Meanwhile, mammals have hair, give birth to live young, and the females produce milk from mammary glands — the structures for which the class is named.

    That being said, there are a few species that blur the definitions a little bit.

    On the issue of wings, care is taken to not focus too much on the flight itself as several bird species, like penguins, have modified wings specialized for movement through water. Of course, there are also many flightless birds. Meanwhile, there are mammals that have wings and can fly, bats. At the same time, monotremes (a group including the platypus and the echidna) make things even more complicated,

    Monotremes defy mammalian definitions in favor of bird-like habits. Although they’re mammals, they lay eggs rather than giving birth to live young — although it has to be said that the platypus and echidna are extremely odd mammals and we shouldn’t generalize based on them (but that is a discussion for a different article).

    With those facts noted, however, even the bat’s modified forelimb doesn’t possess feathers and even after laying eggs monotreme mamas are going to feed their growing young on a milk diet.

    Judging books by covers

    Being humans, it’s fair to assume we get the gist of what mammals are — at least the basics.

    But, very few of us have taken the time to consider the specialized form of a bird. To start with, while there is quite a variety in mammalian silhouettes, the basic structure of the bird body is fairly consistent and generally quite different from a mammal’s. Even considering only the most standard mammal form, with four similarly-sized limbs and a tail, there is a notable difference in overall structure from birds.

    Image credits: Karen Arnold.

    Now, let us take a closer look. If you have a pet bird, feel free to smile at it and maybe it will return an excited stare.

    Some mammalian smiles sport fangs, and the bird’s mouth can be just as sharp, but it will never quite be able to give you back that excited grin—because, unlike mammals, birds don’t have any teeth. The next thing to note is the most obvious, the nice somewhat rounded feathery bodies and, where a mammal would have forelimbs, birds sport wings. But that’s okay, while they don’t have hands to hold things, if you look a little lower they are sporting a lovely pair of wrinkly clawed feet.

    Birds typically possess four toes, three facing forward and one facing backward — this is the part we typically think of as the bird’s feet. However, birds are typically digitigrade meaning that they are actually walking on their toes. What we think of as their knees are actually their ankles. Canines and felines are also digitigrade but, of course, the feet look quite different. And that is just an outside look. Let us get even closer.

    An Even Closer Look

    We really need to appreciate how specially a bird must be built to live its extraordinary life in the air.

    The typical internal structure of a pneumatized bird femur.

    Because they so well adapted for flight, their internal structures can be quite different from our own. Flying requires you to be both strong and lightweight and while we may be able to accomplish the first, no amount of arm flapping will ever get us off the ground.

    Since they need to be so lightweight, airborne members of the class Aves have decided to drop the weight in the densest structures in the mammalian body, their bones. Birds possess many bones which are pneumatized (hollow), with crisscrossing struts, like columns on a building, to maintain their shape and structure. Those specialized for swimming like puffins and penguins have none, however. A bit of density helps when you need to go underwater and can’t simply fall from the sky.

    But, this is just one of the major ways birds and mammals differ internally to aid in flight. Another fascinating structural difference between birds and mammals is the extraordinary avian respiratory system. Flight takes energy—a lot of it. Try flapping your arms all the way up and down just ten to fifteen times, exhausting isn’t it? Birds need to do this simply to get off the ground and many bird species are not adapted for gliding so they must ­always do this to stay above ground. Hummingbirds flap their wings up to twelve times each second. How can they even keep up with all this exertion?

    Inhalation: the air sacs expand, pulling oxygenated air from outside into the posterior sacs and deoxygenated air out of the lungs into the anterior air sac. Exhalation: The air sacs contract, the posterior sacs pushing oxygenated air into the lungs and the anterior air sacs pushing oxygen-free air away from the lungs and back up the trachea. In this way, oxygenated air is always in the lungs. Image credits L. Shyamal via Wikimedia Commons.

    Well, unlike in mammals, birds don’t have a simple system with two neat lungs in the chest. Their respiratory system takes up a large percentage of their bodies. What moves air though bird bodies aren’t their lungs, which don’t expand and contract as ours do. Instead, they have a complex system of air sacs which move air constantly in a cyclical system far more efficient than our own.

    As a point of comparison, how the mammalian system works is that we inhale and our lungs fill with air. Deep in the lungs, there are air sacs called alveoli, covered in capillaries, in which oxygen is exchanged for carbon dioxide in the blood. When this exchange takes place to a sufficient extent we exhale, then inhale again. This system means that air must reverse direction and there is a time when our lungs are devoid of usable oxygen. This, however, is not the case with birds. For them, air goes in one direction at all times, maximizing efficiency so that the lungs always have oxygen to process.

    The last thing to mention is the cloaca. While most mammals—again, monotremes are weird—possess distinct regions for defecation, urination, and reproduction (the urethra and vagina actually have distinct exit points), birds work with a one-for-all approach. For these purposes, birds have a single structure called a cloaca. Avian waste is a combination of all solid waste products, leaving their waste two-toned. Instead of liquid urea, they release semi-solid uric acid which is the reason why bird feces left on a car erodes the paint.

    So, though there are mammals that can fly and lay eggs, they can never quite be as birds are. Though we haven’t gone to great detail here, birds breathe, give birth, digest and even sing using structures different from those found in mammals. Interesting and complex though mammals are, they are mostly lacking the intricate anatomy needed for flight. Though mammals and birds are all warm-blooded creatures, with four-chambered hearts, that is roundabout where the similarity between mammals and birds ends. Altogether, birds and mammals are entirely different animals.


    Difference Between Cold Blooded and Warm Blooded Animals

    Definición

    Cold blooded animals: Cold blooded animals cannot maintain a constant body temperature.

    Warm blooded animals: Warm blooded animals can maintain a constant body temperature.

    Energy Production

    Cold blooded animals: Cold blooded animals always gain energy in the form of heat to regulate body heat.

    Warm blooded animals: Warm blooded animals can produce heat within their body.

    Heat Source

    Cold blooded animals: Cold blooded animals obtain heat through the surrounding environment.

    Warm blooded animals: Warm blooded animals generate heat mainly through consumption of food.

    Metabolic Rates

    Cold blooded animals: The metabolic rates of cold blooded animals always change with changing environmental temperature. Metabolic rates of cold-blooded animals are usually low than that of warm-blooded animals.

    Warm blooded animals: In general, environmental temperature does not greatly affect the body heat of warm-blooded animals.

    Body Temperature

    Cold blooded animals: The body temperature of cold blooded animals varies with surrounding temperature.

    Warm blooded animals: The body temperature of warm-blooded animals is usually between 35-40 °C.

    Heat Regulation

    Cold blooded animals: Cold-blooded animals regulate heat by various methods including bathing in the sun, changing the body colors, stretching out limbs under sunlight, etc.

    Warm blooded animals: Warm-blooded animals regulate heat mainly by metabolic processes and adaptive mechanisms such as sweating, panting, insulation, regulation of blood flow to extremities, migration, nocturnally active, hibernation, burrowing, changing the body surface area to body volume ratio, etc.

    Ejemplos de

    Cold blooded animals: Fish, reptiles, amphibians, insects, etc. are examples of cold blooded animals.

    Warm-blooded animals: Mammals and birds are examples of warm blooded animals.

    “Homeothermy-poikilothermy” By Petter Bøckman – Own work (Public Domain) via Commons Wikimedia


    Ver el vídeo: Είδη ελληνικών πουλιών (Enero 2022).