Información

15.1A: Estructura de la piel: Epidermis - Biología


La epidermis incluye cinco capas principales: el estrato córneo, el estrato lucidium, el estrato granuloso, el estrato espinoso y el estrato germinativo.

OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

Describe las capas de la epidermis.

Puntos clave

  • La epidermis proporciona una barrera protectora impermeable que también mantiene a raya a los patógenos y regula la temperatura corporal.
  • Las principales capas de la epidermis son: estrato córneo, estrato lucidium, estrato granuloso, estrato espinoso, estrato germinativo (también llamado estrato basal).
  • Los queratinocitos en el estrato basal proliferan durante la mitosis y las células hijas ascienden por los estratos, cambiando de forma y composición a medida que pasan por múltiples etapas de diferenciación celular.

Términos clave

  • queratinocito: el tipo celular predominante en la epidermis, la capa más externa de la piel, constituyendo el 95% de las células que allí se encuentran. Los queratinocitos que se encuentran en la capa basal (estrato germinativo) de la piel a veces se denominan células basales o queratinocitos basales.
  • estrato germinativo: la capa basal, a veces denominada estrato basal, es la más profunda de las cinco capas de la epidermis.
  • estrato córneo: la capa más superficial de la epidermis de la que se desprende la piel muerta.
  • epidermis: la capa más externa de la piel.
  • estrato lúcido: una capa de nuestra piel que se encuentra en las palmas de nuestras manos y las plantas de nuestros pies.

Capas de la epidermis

La epidermis es la capa más externa de nuestra piel. Es la capa que vemos con nuestros ojos. No contiene suministro de sangre por sí solo, por lo que puede afeitarse la piel y no causar sangrado a pesar de perder muchas células en el proceso. Es decir, suponiendo que no se corte la piel demasiado profundamente, donde realmente se encuentra el suministro de sangre. La epidermis misma está dividida en al menos cuatro partes separadas. Una quinta parte está presente en algunas zonas de nuestro cuerpo. En orden desde la capa más profunda de la epidermis hasta la más superficial, estas capas (estratos) son:

  • Estrato basal
  • Estrato espinoso
  • Estrato granuloso
  • Estrato lucidum
  • Estrato córneo

Estrato basal

El estrato basal, también llamado estrato germinativo, es la capa basal (base) de la epidermis. Es la capa más cercana al suministro de sangre que se encuentra debajo de la epidermis.

Esta capa es una de las capas más importantes de nuestra piel. Esto se debe a que contiene las únicas células de la epidermis que pueden dividirse mediante el proceso de mitosis, lo que significa que las células de la piel germinan aquí, de ahí la palabra germinativum.

En esta capa, las células más numerosas de la epidermis, llamadas queratinocitos, surgen gracias a la mitosis. Los queratinocitos producen la proteína más importante de la epidermis.

Esta proteína se llama apropiadamente queratina. La queratina endurece nuestra piel y nos brinda la protección que tanto necesitamos contra los microorganismos, el daño físico y la irritación química.

Millones de estas nuevas células surgen a diario en el estrato basal. Las células recién producidas empujan a las células más viejas hacia las capas superiores de la epidermis con el tiempo. A medida que estas células más viejas se mueven hacia la superficie, cambian su forma, composición nuclear y química. Estos cambios son, en parte, los que dan a los estratos sus características únicas.

Estrato espinoso y granuloso

Desde el estrato basal, los queratinocitos se mueven hacia el estrato espinoso, una capa llamada así porque sus células son células de forma espinosa. El estrato espinoso es en parte responsable de la fuerza y ​​flexibilidad de la piel. Desde allí, los queratinocitos pasan a la siguiente capa, llamada estrato granuloso. Esta capa recibe su nombre del hecho de que las células ubicadas aquí contienen muchos gránulos. Los queratinocitos producen mucha queratina en esta capa y se llenan de queratina. Este proceso se conoce como queratinización. Los queratinocitos se vuelven más planos, más frágiles y también pierden su núcleo en el estrato granuloso.

Estrato Lucidum

Una vez que los queratinocitos abandonan el estrato granuloso, mueren y ayudan a formar el estrato lúcido. Esta muerte se produce en gran parte como resultado de la distancia que los queratinocitos se encuentran del rico suministro de sangre sobre el que se encuentran las células del estrato basal. Desprovistos de nutrientes y oxígeno, los queratinocitos mueren a medida que son empujados hacia la superficie de nuestra piel. El estrato lúcido es una capa que deriva su nombre del aspecto lúcido (claro / transparente) que emite al microscopio. Esta capa solo se encuentra fácilmente en ciertas partes sin pelo de nuestro cuerpo, a saber, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Es decir, los lugares donde nuestra piel suele ser más gruesa.

Estrato córneo

Desde el estrato lúcido, los queratinocitos entran en la siguiente capa, llamada estrato córneo (la capa córnea llena de células cornificadas). Esta es la única capa de piel que vemos con nuestros ojos. Los queratinocitos de esta capa se denominan corneocitos. Están desprovistos de casi toda su agua y están completamente desprovistos de un núcleo en este punto. Son células muertas de la piel llenas de la dura proteína queratina. En esencia, son una masa de proteínas más que una célula. Los corneocitos sirven como una capa protectora dura contra el trauma ambiental, como abrasiones, luz, calor, productos químicos y microorganismos. Las células del estrato córneo también están rodeadas de lípidos (grasas) que también ayudan a repeler el agua. Estos corneocitos eventualmente se eliminan al medio ambiente y se convierten en parte de la caspa de nuestro cabello o del polvo que nos rodea, que los ácaros del polvo mastican fácilmente. Todo este ciclo, desde el nuevo queratinocito en el estrato basal hasta una célula muerta desprendida en el aire, toma entre 25 y 45 días.

Capas de la epidermis: La epidermis está formada en un 95% por queratinocitos, pero también contiene melanocitos, células de Langerhans, células de Merkel y células inflamatorias. El estrato basal está formado principalmente por células de queratinocitos basales, que pueden considerarse las células madre de la epidermis. Se dividen para formar los queratinocitos del estrato espinoso, que migran superficialmente.


BIO 140 - Biología humana I - Libro de texto

/>
A menos que se indique lo contrario, este trabajo está sujeto a una licencia internacional 4.0 Reconocimiento-No comercial 4.0 de Creative Commons.

Para imprimir esta página:

Haga clic en el icono de la impresora en la parte inferior de la pantalla.

¿Su impresión está incompleta?

Asegúrese de que su impresión incluya todo el contenido de la página. Si no es así, intente abrir esta guía en un navegador diferente e imprimir desde allí (a veces Internet Explorer funciona mejor, a veces Chrome, a veces Firefox, etc.).

Capítulo 15

Estructuras accesorias de la piel

  • Identificar las estructuras accesorias de la piel.
  • Describir la estructura y función del cabello y las uñas.
  • Describir la estructura y función de las glándulas sudoríparas y sebáceas.

Las estructuras accesorias de la piel incluyen cabello, uñas, glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas. Estas estructuras se originan embriológicamente en la epidermis y pueden extenderse hacia abajo a través de la dermis hasta la hipodermis.

Cabello

El cabello es un filamento queratinoso que crece fuera de la epidermis. Está compuesto principalmente de células queratinizadas muertas. Los mechones de cabello se originan en una penetración epidérmica de la dermis llamada folículo piloso. El tallo del cabello es la parte del cabello que no está anclada al folículo y gran parte está expuesta en la superficie de la piel. El resto del cabello, que está anclado en el folículo, se encuentra debajo de la superficie de la piel y se denomina raíz del cabello. La raíz del cabello termina profundamente en la dermis en el bulbo del cabello e incluye una capa de células basales mitóticamente activas llamada matriz del cabello. El bulbo piloso rodea la papila pilosa, que está hecha de tejido conectivo y contiene capilares sanguíneos y terminaciones nerviosas de la dermis (Figura 1).

Figura 1: Los folículos pilosos se originan en la epidermis y tienen muchas partes diferentes.

Así como la capa basal de la epidermis forma las capas de epidermis que son empujadas hacia la superficie cuando la piel muerta en la superficie se desprende, las células basales del bulbo piloso se dividen y empujan las células hacia afuera en la raíz y el tallo del cabello a medida que el cabello crece. . La médula forma el núcleo central del cabello, que está rodeado por la corteza, una capa de células queratinizadas comprimidas que está cubierta por una capa exterior de células queratinizadas muy duras conocida como cutícula. Estas capas se representan en una sección transversal longitudinal del folículo piloso (Figura 2), aunque no todo el cabello tiene una capa medular. La textura del cabello (lacio, rizado) está determinada por la forma y estructura de la corteza y, en la medida en que está presente, la médula. La forma y estructura de estas capas están determinadas, a su vez, por la forma del folículo piloso. El crecimiento del cabello comienza con la producción de queratinocitos por las células basales del bulbo piloso. A medida que se depositan nuevas células en el bulbo piloso, el tallo piloso se empuja a través del folículo hacia la superficie. La queratinización se completa cuando las células se empujan hacia la superficie de la piel para formar el tallo de cabello que es visible externamente. El cabello externo está completamente muerto y compuesto íntegramente de queratina. Por eso nuestro cabello no tiene sensación. Además, puedes cortarte el pelo o afeitarte sin dañar la estructura del cabello porque el corte es superficial. La mayoría de los depiladores químicos también actúan superficialmente, sin embargo, la electrólisis y el tirón intentan destruir el bulbo piloso para que el cabello no pueda crecer.

Figura 2: La diapositiva muestra una sección transversal de un folículo piloso. Las células basales de la matriz del cabello en el centro se diferencian en células de la vaina radicular interna. Las células basales en la base de la raíz del cabello forman la vaina exterior de la raíz. LM & times 4. (crédito: modificación del trabajo de & ldquokilbad & rdquo / Wikimedia Commons)

La pared del folículo piloso está formada por tres capas concéntricas de células. Las células de la vaina de la raíz interna rodean la raíz del cabello en crecimiento y se extienden hasta el tallo del cabello. Se derivan de las células basales de la matriz capilar. La vaina de la raíz externa, que es una extensión de la epidermis, encierra la raíz del cabello. Está hecho de células basales en la base de la raíz del cabello y tiende a ser más queratinoso en las regiones superiores. La membrana vítrea es una vaina de tejido conjuntivo transparente y gruesa que cubre la raíz del cabello y la conecta con el tejido de la dermis.

El folículo piloso está formado por múltiples capas de células que se forman a partir de células basales en la matriz del cabello y la raíz del cabello. Las células de la matriz del cabello se dividen y diferencian para formar las capas del cabello. Mire el video vinculado a continuación para obtener más información sobre los folículos pilosos.

El cabello cumple una variedad de funciones, que incluyen protección, información sensorial, termorregulación y comunicación. Por ejemplo, el cabello en la cabeza protege el cráneo del sol. El pelo de la nariz y las orejas y alrededor de los ojos (pestañas) defiende el cuerpo atrapando y excluyendo las partículas de polvo que pueden contener alérgenos y microbios. El pelo de las cejas evita que el sudor y otras partículas goteen y molesten a los ojos. El cabello también tiene una función sensorial debido a la inervación sensorial por un plexo de la raíz del cabello que rodea la base de cada folículo piloso. El cabello es extremadamente sensible al movimiento del aire u otras alteraciones en el medio ambiente, mucho más que la superficie de la piel. Esta característica también es útil para la detección de la presencia de insectos u otras sustancias potencialmente dañinas en la superficie de la piel. Cada raíz del cabello está conectada a un músculo liso llamado pili arrector que se contrae en respuesta a las señales nerviosas del sistema nervioso simpático, lo que hace que el tallo externo del cabello y el ldquosten hacia arriba. & Rdquo El propósito principal de esto es atrapar una capa de aire para agregar aislamiento . Esto es visible en los humanos como la piel de gallina y aún más obvio en los animales, como cuando un gato asustado levanta su pelaje. Por supuesto, esto es mucho más obvio en organismos con un pelaje más pesado que la mayoría de los humanos, como perros y gatos.

Crecimiento del cabello

El cabello crece y eventualmente se cae y es reemplazado por cabello nuevo. Esto ocurre en tres fases. La primera es la fase anágena, durante la cual las células se dividen rápidamente en la raíz del cabello, empujando el tallo del cabello hacia arriba y hacia afuera. La duración de esta fase se mide en años, normalmente de 2 a 7 años. La fase catágena dura solo de 2 a 3 semanas y marca una transición desde el folículo piloso y el crecimiento activo de los rsquos. Finalmente, durante la fase telógena, el folículo piloso está en reposo y no se produce ningún nuevo crecimiento. Al final de esta fase, que dura alrededor de 2 a 4 meses, comienza otra fase anágena. Las células basales en la matriz del cabello producen un nuevo folículo piloso, que empuja el cabello viejo hacia afuera a medida que se repite el ciclo de crecimiento. El cabello normalmente crece a una velocidad de 0,3 mm por día durante la fase anágena. En promedio, se pierden y reemplazan 50 cabellos por día. La caída del cabello ocurre si hay más caída de cabello de la que se reemplaza y puede ocurrir debido a cambios hormonales o dietéticos. La caída del cabello también puede resultar del proceso de envejecimiento o de la influencia de las hormonas.

Color de pelo

Al igual que la piel, el cabello obtiene su color del pigmento melanina, producido por los melanocitos en la papila capilar. El color de cabello diferente es el resultado de diferencias en el tipo de melanina, que está determinada genéticamente. A medida que una persona envejece, la producción de melanina disminuye y el cabello tiende a perder su color y se vuelve gris y / o blanco.

Clavos

El lecho ungueal es una estructura especializada de la epidermis que se encuentra en la punta de los dedos de las manos y los pies. El cuerpo de la uña se forma en el lecho ungueal y protege las puntas de los dedos de las manos y los pies, ya que son las extremidades más alejadas y las partes del cuerpo que experimentan el máximo estrés mecánico (Figura 3). Además, el cuerpo de la uña forma un respaldo para recoger objetos pequeños con los dedos. El cuerpo de la uña está compuesto por queratinocitos muertos densamente empaquetados. La epidermis en esta parte del cuerpo ha desarrollado una estructura especializada sobre la cual se pueden formar las uñas. El cuerpo de la uña se forma en la raíz de la uña, que tiene una matriz de células proliferantes del estrato basal que permite que la uña crezca continuamente. El pliegue de la uña lateral se superpone a la uña en los lados, lo que ayuda a anclar el cuerpo de la uña. El pliegue de la uña que se encuentra con el extremo proximal del cuerpo de la uña forma la cutícula de la uña, también llamada eponiquio. El lecho ungueal es rico en vasos sanguíneos, lo que lo hace parecer rosado, excepto en la base, donde una capa gruesa de epitelio sobre la matriz ungueal forma una región en forma de media luna llamada lúnula (la & ldquolittle moon & rdquo). El área debajo del borde libre de la uña, más alejada de la cutícula, se llama hiponiquio. Consiste en una capa engrosada de estrato córneo.

Figura 3: La uña es una estructura accesoria del sistema tegumentario.

Las uñas son estructuras accesorias del sistema tegumentario. Mire el video vinculado a continuación para obtener más información sobre el origen y el crecimiento de las uñas.

Glándulas sudoríparas

Cuando el cuerpo se calienta, las glándulas sudoríferas producen sudor para enfriar el cuerpo. Las glándulas sudoríparas se desarrollan a partir de proyecciones epidérmicas hacia la dermis y se clasifican como glándulas merocrinas, es decir, las secreciones se excretan por exocitosis a través de un conducto sin afectar las células de la glándula. Hay dos tipos de glándulas sudoríparas, cada una secretando productos ligeramente diferentes.

Una glándula sudorípara ecrina es un tipo de glándula que produce un sudor hipotónico para la termorregulación. Estas glándulas se encuentran en toda la superficie de la piel y rsquos, pero son especialmente abundantes en las palmas de la mano, las plantas de los pies y la frente (Figura 4). Son glándulas en espiral que se encuentran profundamente en la dermis, con el conducto que se eleva hasta un poro en la superficie de la piel, donde se libera el sudor. Este tipo de sudor, liberado por exocitosis, es hipotónico y está compuesto principalmente de agua, con algo de sal, anticuerpos, trazas de desechos metabólicos y dermicidina, un péptido antimicrobiano. Las glándulas ecrinas son un componente principal de la termorregulación en los seres humanos y, por tanto, ayudan a mantener la homeostasis.

Figura 4: Las glándulas ecrinas son glándulas en espiral en la dermis que liberan sudor que es principalmente agua.

Una glándula sudorípara apocrina generalmente se asocia con folículos pilosos en áreas densamente vellosas, como axilas y regiones genitales. Las glándulas sudoríparas apocrinas son más grandes que las glándulas sudoríparas ecrinas y se encuentran más profundamente en la dermis, a veces incluso alcanzando la hipodermis, con el conducto normalmente desembocando en el folículo piloso. Además del agua y las sales, el sudor apocrino incluye compuestos orgánicos que hacen que el sudor sea más espeso y esté sujeto a la descomposición bacteriana y el posterior olor. La liberación de este sudor está bajo control nervioso y hormonal, y juega un papel en la respuesta de feromonas humana mal entendida. La mayoría de los antitranspirantes comerciales utilizan un compuesto a base de aluminio como ingrediente activo principal para detener el sudor. Cuando el antitranspirante ingresa al conducto de las glándulas sudoríparas, los compuestos a base de aluminio se precipitan debido a un cambio en el pH y forman un bloqueo físico en el conducto, lo que evita que el sudor salga del poro.

El sudor regula la temperatura corporal. La composición del sudor determina si el olor corporal es un subproducto de la sudoración. Haga clic a continuación para obtener más información sobre la sudoración y el olor corporal.

Glándulas sebáceas

Una glándula sebácea es un tipo de glándula sebácea que se encuentra en todo el cuerpo y ayuda a lubricar e impermeabilizar la piel y el cabello. La mayoría de las glándulas sebáceas están asociadas con los folículos pilosos. Generan y excretan sebo, una mezcla de lípidos, sobre la superficie de la piel, lubricando así naturalmente la capa seca y muerta de células queratinizadas del estrato córneo, manteniéndola flexible. Los ácidos grasos del sebo también tienen propiedades antibacterianas y previenen la pérdida de agua de la piel en ambientes de baja humedad. La secreción de sebo es estimulada por hormonas, muchas de las cuales no se activan hasta la pubertad. Por tanto, las glándulas sebáceas están relativamente inactivas durante la niñez.

Revisión del capítulo

Las estructuras accesorias de la piel incluyen cabello, uñas, glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas. El cabello está hecho de células queratinizadas muertas y obtiene su color de los pigmentos de melanina. Las uñas, también hechas de células queratinizadas muertas, protegen las extremidades de los dedos de las manos y los pies del daño mecánico. Las glándulas sudoríparas y las glándulas sebáceas producen sudor y sebo, respectivamente. Cada uno de estos líquidos tiene un papel que desempeñar en el mantenimiento de la homeostasis. El sudor enfría la superficie del cuerpo cuando se sobrecalienta y ayuda a excretar pequeñas cantidades de desechos metabólicos. El sebo actúa como un humectante natural y mantiene saludable la capa de queratina exterior muerta y escamosa.


BIO 140 - Biología humana I - Libro de texto

/>
A menos que se indique lo contrario, este trabajo está sujeto a una licencia internacional 4.0 Reconocimiento-No comercial 4.0 de Creative Commons.

Para imprimir esta página:

Haga clic en el icono de la impresora en la parte inferior de la pantalla.

¿Su impresión está incompleta?

Asegúrese de que su impresión incluya todo el contenido de la página. Si no es así, intente abrir esta guía en un navegador diferente e imprimir desde allí (a veces Internet Explorer funciona mejor, a veces Chrome, a veces Firefox, etc.).

Capítulo 14

Capas de la piel

  • Identificar los componentes del sistema tegumentario.
  • Describe las capas de la piel y las funciones de cada capa.
  • Identificar y describir la hipodermis y la fascia profunda.
  • Describir el papel de los queratinocitos y su ciclo de vida.
  • Describir el papel de los melanocitos en la pigmentación de la piel.

Aunque normalmente no piense en la piel como un órgano, de hecho está hecha de tejidos que trabajan juntos como una estructura única para realizar funciones únicas y críticas. La piel y sus estructuras accesorias conforman el sistema tegumentario, que brinda al cuerpo una protección integral. La piel está formada por múltiples capas de células y tejidos, que se sujetan a las estructuras subyacentes mediante tejido conectivo (Figura 1). La capa más profunda de piel está bien vascularizada (tiene numerosos vasos sanguíneos). También tiene numerosas fibras nerviosas sensoriales, autónomas y simpáticas que aseguran la comunicación hacia y desde el cerebro.

Figura 1: La piel se compone de dos capas principales: la epidermis, formada por células epiteliales muy compactas, y la dermis, formada por tejido conectivo denso e irregular que alberga vasos sanguíneos, folículos pilosos, glándulas sudoríparas y otras estructuras. Debajo de la dermis se encuentra la hipodermis, que se compone principalmente de tejido conectivo y graso laxo.

Haga clic en el enlace de abajo para ver una animación sobre las capas de la piel. La piel consta de dos capas principales y una capa estrechamente asociada. ¿Cuáles son las funciones básicas de cada una de estas capas?

La epidermis

La epidermis está compuesta de epitelio escamoso estratificado queratinizado. Está formado por cuatro o cinco capas de células epiteliales, según su ubicación en el cuerpo. No tiene vasos sanguíneos en su interior (es decir, es avascular). La piel que tiene cuatro capas de células se conoce como "piel quothin". De profunda a superficial, estas capas son el estrato basal, el estrato espinoso, el estrato granuloso y el estrato córneo. La mayor parte de la piel se puede clasificar como piel fina. & ldquoThick skin & rdquo se encuentra solo en las palmas de las manos y las plantas de los pies. Tiene una quinta capa, denominada estrato lúcido, ubicada entre el estrato córneo y el estrato granuloso (Figura 2).

Figura 2: Estas diapositivas muestran secciones transversales de la epidermis y la dermis de (a) piel fina y (b) gruesa. Tenga en cuenta la diferencia significativa en el grosor de la capa epitelial de la piel gruesa. Desde arriba, LM y tiempos 40, LM y tiempos 40. (Micrografías proporcionadas por los Regentes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan y copia 2012)

Las células de todas las capas, excepto el estrato basal, se denominan queratinocitos. Un queratinocito es una célula que fabrica y almacena la proteína queratina. La queratina es una proteína fibrosa intracelular que le da al cabello, las uñas y la piel su dureza y propiedades resistentes al agua. Los queratinocitos en el estrato córneo están muertos y se desprenden regularmente, siendo reemplazados por células de las capas más profundas (Figura 3).

Figura 3: La epidermis es un epitelio compuesto por múltiples capas de células. La capa basal consta de células cuboideas, mientras que las capas externas son células escamosas queratinizadas, por lo que el epitelio completo se describe a menudo como epitelio escamoso estratificado queratinizado. LM & times 40. (Micrografía proporcionada por los Regentes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan y copia 2012)

Haga clic en el enlace a continuación para ver el WebScope de la Universidad de Michigan y explorar la muestra de tejido con mayor detalle. (Nota: requiere que tenga Flash Player instalado en su computadora). Si hace zoom en las células de la capa más externa de esta sección de piel, ¿qué nota acerca de las células?

Estrato basal

El estrato basal (también llamado estrato germinativo) es la capa epidérmica más profunda y une la epidermis a la lámina basal, debajo de la cual se encuentran las capas de la dermis. Las células del estrato basal se unen a la dermis a través de fibras de colágeno entrelazadas, denominadas membrana basal. Una proyección en forma de dedo, o pliegue, conocida como papila dérmica (plural = papilas dérmicas) se encuentra en la porción superficial de la dermis. Las papilas dérmicas aumentan la fuerza de la conexión entre la epidermis y la dermis cuanto mayor es el plegado, más fuertes son las conexiones (Figura 4).

Figura 4: La epidermis de la piel gruesa tiene cinco capas: estrato basal, estrato espinoso, estrato granuloso, estrato lúcido y estrato córneo.

El estrato basal es una capa única de células compuesta principalmente de células basales. Una célula basal es una célula madre de forma cúbica que es precursora de los queratinocitos de la epidermis. Todos los queratinocitos se producen a partir de esta única capa de células, que atraviesan constantemente la mitosis para producir nuevas células. A medida que se forman nuevas células, las células existentes se empujan superficialmente lejos del estrato basal. Otros dos tipos de células se encuentran dispersos entre las células basales del estrato basal. La primera es una célula de Merkel, que funciona como receptor y es responsable de estimular los nervios sensoriales que el cerebro percibe como tacto. Estas células son especialmente abundantes en la superficie de las manos y los pies. El segundo es un melanocito, una célula que produce el pigmento melanina. La melanina da color al cabello y la piel, y también ayuda a proteger las células vivas de la epidermis del daño de la radiación ultravioleta (UV).

En un feto en crecimiento, las huellas dactilares se forman donde las células del estrato basal se encuentran con las papilas de la capa dérmica subyacente (capa papilar), lo que da como resultado la formación de crestas en los dedos que reconoce como huellas dactilares. Las huellas dactilares son únicas para cada individuo y se utilizan para análisis forenses porque los patrones no cambian con los procesos de crecimiento y envejecimiento.

Estrato espinoso

Como sugiere su nombre, el estrato espinoso tiene un aspecto espinoso debido a los procesos celulares que sobresalen que se unen a las células a través de una estructura llamada desmosoma. Los desmosomas se entrelazan entre sí y fortalecen el vínculo entre las células. Es interesante notar que la naturaleza & ldquospiny & rdquo de esta capa es un artefacto del proceso de tinción. Las muestras de epidermis no teñidas no presentan este aspecto característico. El estrato espinoso se compone de ocho a 10 capas de queratinocitos, formados como resultado de la división celular en el estrato basal (Figura 5). Intercalado entre los queratinocitos de esta capa se encuentra un tipo de célula dendrítica llamada célula de Langerhans, que funciona como macrófago al engullir bacterias, partículas extrañas y células dañadas que se encuentran en esta capa.

Figura 5: Las células en las diferentes capas de la epidermis se originan a partir de células basales ubicadas en el estrato basal, sin embargo, las células de cada capa son distintivamente diferentes. EM & times 2700. (Micrografía proporcionada por los Regentes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan y copia 2012)

Haga clic en el enlace a continuación para ver el WebScope de la Universidad de Michigan y explorar la muestra de tejido con mayor detalle. (Nota: requiere que tenga Flash Player instalado en su computadora). Si hace zoom en las células de la capa más externa de esta sección de piel, ¿qué nota acerca de las células?

Los queratinocitos en el estrato espinoso comienzan la síntesis de queratina y liberan un glicolípido repelente al agua que ayuda a prevenir la pérdida de agua del cuerpo, haciendo que la piel sea relativamente impermeable. A medida que se producen nuevos queratinocitos encima del estrato basal, los queratinocitos del estrato espinoso son empujados hacia el estrato granuloso.

Estrato granuloso

El estrato granuloso tiene un aspecto granulado debido a cambios adicionales en los queratinocitos a medida que son empujados desde el estrato espinoso. Las células (de tres a cinco capas de profundidad) se vuelven más planas, sus membranas celulares se engrosan y generan grandes cantidades de las proteínas queratina, que es fibrosa, y queratohialina, que se acumula como gránulos lamelares dentro de las células (ver Figura 4). Estas dos proteínas constituyen la mayor parte de la masa de queratinocitos en el estrato granuloso y dan a la capa su apariencia granulada. Los núcleos y otros orgánulos celulares se desintegran a medida que las células mueren, dejando atrás la queratina, la queratohialina y las membranas celulares que formarán el estrato lúcido, el estrato córneo y las estructuras accesorias del cabello y las uñas.

Estrato Lucidum

El estrato lúcido es una capa lisa y aparentemente translúcida de la epidermis ubicada justo encima del estrato granuloso y debajo del estrato córneo. Esta fina capa de células se encuentra solo en la piel gruesa de las palmas, las plantas de los pies y los dedos. Los queratinocitos que componen el estrato lúcido están muertos y aplanados (ver Figura 4). Estas células están densamente empaquetadas con eleiden, una proteína clara rica en lípidos, derivada de la queratohialina, que le da a estas células su apariencia transparente (es decir, lúcida) y proporciona una barrera al agua.

Estrato córneo

El estrato córneo es la capa más superficial de la epidermis y es la capa expuesta al ambiente exterior (ver Figura 4). El aumento de la queratinización (también llamada cornificación) de las células de esta capa le da su nombre. Por lo general, hay de 15 a 30 capas de células en el estrato córneo. Esta capa seca y muerta ayuda a prevenir la penetración de microbios y la deshidratación de los tejidos subyacentes, y proporciona una protección mecánica contra la abrasión para las capas subyacentes más delicadas. Las células de esta capa se desprenden periódicamente y son reemplazadas por células empujadas hacia arriba desde el estrato granuloso (o estrato lucidum en el caso de las palmas de las manos y las plantas de los pies). La capa completa se reemplaza durante un período de aproximadamente 4 semanas. Los procedimientos cosméticos, como la microdermoabrasión, ayudan a eliminar parte de la capa superior seca y tienen como objetivo mantener la piel con un aspecto fresco y saludable.

Conexión diaria

Color de piel

La piel es el órgano más grande y visible del cuerpo. La variación en el color de la piel no solo está determinada por el color de la melanina, que varía de marrón muy claro, rojo a marrón muy oscuro, sino también por la posición en la que las células que reciben los pigmentos de melanina de los melanosomas están situadas en los estratos de la piel. Las células situadas más cerca de la superficie externa de la piel revelarán más pigmentación de melanina en comparación con las células ubicadas más lejos de la superficie externa de la piel. Además, la cantidad de caroteno y hemoglobina puede contribuir al color de la piel.

Las figuras de arriba muestran que la melanina en las capas superiores de la piel son más visibles en comparación con las que se encuentran en las células de las capas inferiores del estrato cutáneo. Por tanto, una persona de color claro puede tener un pigmento de melanina más oscuro alojado en las capas celulares inferiores del estrato de piel o, alternativamente, puede tener un pigmento de melanina más claro alojado en las células de la capa superior del estrato de piel.

Mire el video en el enlace a continuación para obtener más información sobre el color de la piel.

Dermis

La dermis podría considerarse el & ldquocore & rdquo del sistema tegumentario (derma- = & ldquoskin & rdquo), a diferencia de la epidermis (epi- = & ldquoupon & rdquo o & ldquoover & rdquo) e hipodermis (hypo- = & ldquobelow & rdquo). Contiene vasos sanguíneos y linfáticos, nervios y otras estructuras, como folículos pilosos y glándulas sudoríparas. La dermis está formada por dos capas de tejido conectivo que componen una malla interconectada de elastina y fibras de colágeno, producidas por fibroblastos (Figura 6).

Figura 6: Esta diapositiva teñida muestra los dos componentes de la dermis: la capa papilar y la capa reticular. Ambos están hechos de tejido conectivo con fibras de colágeno que se extienden de uno a otro, lo que hace que el borde entre los dos sea algo indistinto. Las papilas dérmicas que se extienden hacia la epidermis pertenecen a la capa papilar, mientras que los densos haces de fibras de colágeno que se encuentran debajo pertenecen a la capa reticular. LM & times 10. (crédito: modificación del trabajo de & ldquokilbad & rdquo / Wikimedia Commons)

Capa papilar

La capa papilar está hecha de tejido conectivo areolar suelto, lo que significa que las fibras de colágeno y elastina de esta capa forman una malla suelta. Esta capa superficial de la dermis se proyecta hacia el estrato basal de la epidermis para formar papilas dérmicas en forma de dedos (ver Figura 6). Dentro de la capa papilar hay fibroblastos, una pequeña cantidad de células grasas (adipocitos) y una gran cantidad de vasos sanguíneos pequeños. Además, la capa papilar contiene fagocitos, células defensivas que ayudan a combatir las bacterias u otras infecciones que han penetrado la piel. Esta capa también contiene capilares linfáticos, fibras nerviosas y receptores táctiles llamados corpúsculos de Meissner.

Capa reticular

Debajo de la capa papilar se encuentra la capa reticular mucho más gruesa, compuesta de tejido conectivo denso e irregular. Esta capa está bien vascularizada y tiene una rica inervación sensorial y simpática. La capa reticular parece reticulada (en forma de red) debido a una malla apretada de fibras. Las fibras de elastina aportan cierta elasticidad a la piel, lo que permite el movimiento. Las fibras de colágeno proporcionan estructura y resistencia a la tracción, con hebras de colágeno que se extienden tanto a la capa papilar como a la hipodermis. Además, el colágeno se une al agua para mantener la piel hidratada. Las inyecciones de colágeno y las cremas Retin-A ayudan a restaurar la turgencia de la piel ya sea introduciendo colágeno externamente o estimulando el flujo sanguíneo y reparando la dermis, respectivamente.

Hipodermis

The hypodermis (also called the subcutaneous layer or superficial fascia) is a layer directly below the dermis and serves to connect the skin to the underlying fascia (fibrous tissue) of the bones and muscles. It is not strictly a part of the skin, although the border between the hypodermis and dermis can be difficult to distinguish. The hypodermis consists of well-vascularized, loose, areolar connective tissue and adipose tissue, which functions as a mode of fat storage and provides insulation and cushioning for the integument.

Everyday Connection

Lipid Storage

The hypodermis is home to most of the fat that concerns people when they are trying to keep their weight under control. Adipose tissue present in the hypodermis consists of fat-storing cells called adipocytes. This stored fat can serve as an energy reserve, insulate the body to prevent heat loss, and act as a cushion to protect underlying structures from trauma.

Where the fat is deposited and accumulates within the hypodermis depends on hormones (testosterone, estrogen, insulin, glucagon, leptin, and others), as well as genetic factors. Fat distribution changes as our bodies mature and age. Men tend to accumulate fat in different areas (neck, arms, lower back, and abdomen) than do women (breasts, hips, thighs, and buttocks). The body mass index (BMI) is often used as a measure of fat, although this measure is, in fact, derived from a mathematical formula that compares body weight (mass) to height. Therefore, its accuracy as a health indicator can be called into question in individuals who are extremely physically fit.

In many animals, there is a pattern of storing excess calories as fat to be used in times when food is not readily available. In much of the developed world, insufficient exercise coupled with the ready availability and consumption of high-calorie foods have resulted in unwanted accumulations of adipose tissue in many people. Although periodic accumulation of excess fat may have provided an evolutionary advantage to our ancestors, who experienced unpredictable bouts of famine, it is now becoming chronic and considered a major health threat. Recent studies indicate that a distressing percentage of our population is overweight and/or clinically obese. Not only is this a problem for the individuals affected, but it also has a severe impact on our healthcare system. Changes in lifestyle, specifically in diet and exercise, are the best ways to control body fat accumulation, especially when it reaches levels that increase the risk of heart disease and diabetes.

Pigmentation

The color of skin is influenced by a number of pigments, including melanin, carotene, and hemoglobin. Recall that melanin is produced by cells called melanocytes, which are found scattered throughout the stratum basale of the epidermis. The melanin is transferred into the keratinocytes via a cellular vesicle called a melanosome (Figure 7).

Figure 7: The relative coloration of the skin depends of the amount of melanin produced by melanocytes in the stratum basale and taken up by keratinocytes.

Melanin occurs in two primary forms. Eumelanin exists as black and brown, whereas pheomelanin provides a red color. Dark-skinned individuals produce more melanin than those with pale skin. Exposure to the UV rays of the sun or a tanning salon causes melanin to be manufactured and built up in keratinocytes, as sun exposure stimulates keratinocytes to secrete chemicals that stimulate melanocytes. The accumulation of melanin in keratinocytes results in the darkening of the skin, or a tan. This increased melanin accumulation protects the DNA of epidermal cells from UV ray damage and the breakdown of folic acid, a nutrient necessary for our health and well-being. In contrast, too much melanin can interfere with the production of vitamin D, an important nutrient involved in calcium absorption. Thus, the amount of melanin present in our skin is dependent on a balance between available sunlight and folic acid destruction, and protection from UV radiation and vitamin D production.

It requires about 10 days after initial sun exposure for melanin synthesis to peak, which is why pale-skinned individuals tend to suffer sunburns of the epidermis initially. Dark-skinned individuals can also get sunburns, but are more protected than are pale-skinned individuals. Melanosomes are temporary structures that are eventually destroyed by fusion with lysosomes this fact, along with melanin-filled keratinocytes in the stratum corneum sloughing off, makes tanning impermanent.

Too much sun exposure can eventually lead to wrinkling due to the destruction of the cellular structure of the skin, and in severe cases, can cause sufficient DNA damage to result in skin cancer. When there is an irregular accumulation of melanocytes in the skin, freckles appear. Moles are larger masses of melanocytes, and although most are benign, they should be monitored for changes that might indicate the presence of cancer ( Figure 8).

Figure 8: Moles range from benign accumulations of melanocytes to melanomas. These structures populate the landscape of our skin. (credit: the National Cancer Institute)

Disorders of the&hellip

Integumentary System

The first thing a clinician sees is the skin, and so the examination of the skin should be part of any thorough physical examination. Most skin disorders are relatively benign, but a few, including melanomas, can be fatal if untreated. A couple of the more noticeable disorders, albinism and vitiligo, affect the appearance of the skin and its accessory organs. Although neither is fatal, it would be hard to claim that they are benign, at least to the individuals so afflicted.

Albinism is a genetic disorder that affects (completely or partially) the coloring of skin, hair, and eyes. The defect is primarily due to the inability of melanocytes to produce melanin. Individuals with albinism tend to appear white or very pale due to the lack of melanin in their skin and hair. Recall that melanin helps protect the skin from the harmful effects of UV radiation. Individuals with albinism tend to need more protection from UV radiation, as they are more prone to sunburns and skin cancer. They also tend to be more sensitive to light and have vision problems due to the lack of pigmentation on the retinal wall. Treatment of this disorder usually involves addressing the symptoms, such as limiting UV light exposure to the skin and eyes. In vitiligo , the melanocytes in certain areas lose their ability to produce melanin, possibly due to an autoimmune reaction. This leads to a loss of color in patches (Figure 9). Neither albinism nor vitiligo directly affects the lifespan of an individual.

Figure 9: Individuals with vitiligo experience depigmentation that results in lighter colored patches of skin. The condition is especially noticeable on darker skin. (credit: Klaus D. Peter)

Other changes in the appearance of skin coloration can be indicative of diseases associated with other body systems. Liver disease or liver cancer can cause the accumulation of bile and the yellow pigment bilirubin, leading to the skin appearing yellow or jaundiced (jaune is the French word for &ldquoyellow&rdquo). Tumors of the pituitary gland can result in the secretion of large amounts of melanocyte-stimulating hormone (MSH), which results in a darkening of the skin. Similarly, Addison&rsquos disease can stimulate the release of excess amounts of adrenocorticotropic hormone (ACTH), which can give the skin a deep bronze color. A sudden drop in oxygenation can affect skin color, causing the skin to initially turn ashen (white). With a prolonged reduction in oxygen levels, dark red deoxyhemoglobin becomes dominant in the blood, making the skin appear blue, a condition referred to as cyanosis (kyanos is the Greek word for &ldquoblue&rdquo). This happens when the oxygen supply is restricted, as when someone is experiencing difficulty in breathing because of asthma or a heart attack. However, in these cases the effect on skin color has nothing do with the skin&rsquos pigmentation.

The ABC video linked to below follows the story of a pair of fraternal African-American twins, one of whom is albino. Click on the link below to watch a video about the challenges these children and their family face. Which ethnicities do you think are exempt from the possibility of albinism?

Revisión del capítulo

The skin is composed of two major layers: a superficial epidermis and a deeper dermis. The epidermis consists of several layers beginning with the innermost (deepest) stratum basale (germinatum), followed by the stratum spinosum, stratum granulosum, stratum lucidum (when present), and ending with the outermost layer, the stratum corneum. The topmost layer, the stratum corneum, consists of dead cells that shed periodically and is progressively replaced by cells formed from the basal layer. The stratum basale also contains melanocytes, cells that produce melanin, the pigment primarily responsible for giving skin its color. Melanin is transferred to keratinocytes in the stratum spinosum to protect cells from UV rays.

The dermis connects the epidermis to the hypodermis, and provides strength and elasticity due to the presence of collagen and elastin fibers. It has only two layers: the papillary layer with papillae that extend into the epidermis and the lower, reticular layer composed of loose connective tissue. The hypodermis, deep to the dermis of skin, is the connective tissue that connects the dermis to underlying structures it also harbors adipose tissue for fat storage and protection.


Epidermis | Definition, Anatomy and Function

Epidermis s the upper as well as outer most layer of the two main layers of cells of the skin. The skin is considered the largest organ of the body. The approximate total area of the skin is about 20 square feet. The major function of the skin is to protect us from microorganisms. Skin also helps them to adjust the temperature of the body and it also allows the sensation of heat, cold and touch.

Epidermis Tissue Type

It is an outermost cells layer which is usually composed of flattened, scale-like cells which are called Squamous cells. Beneath the Squamous cells, there are round shaped cells present which are called Basal cells. In the cordial part, there are specialized cells are present which are known as Melanocytes. Melanocytes produced Melanin, it is the special pigment that regulates the color of the skin.

Epidermis Layers

It is basically outermost, thin skin layer that is perceptible by to the eye and its major function to provide protection to the body. It does not comprise of any blood vessels. The dermis is the skin inner layer which consists of Blood and Lymph Vessels, Hair Follicles, and Glands. Glands yield sweat, which helps to normalize body temperature.

Epidermis Anatomy

Inside it Keratinocytes, cells are present which are accountable for the production of the specialized protein called Keratin. Keratinocytes cells present in reformist stages of differentiation from the deepest to the superficial layers of cells. They initiate from the basal layer of skin, which is the deeper-most layer, and it progressively moves up to the external layer.

Inside it, there are also specialized cells called Melanocitos are present which spread all over the epidermis basal layer. Melanocytes These are responsible for the Melanin production which is responsible for the determination of skin color of the person. These cells are responsible to provide protection to the skin against ultraviolet radiation which is present in sunlight which has a high tendency to create mutilation in the DNA of skin cells.

Langerhans cells formed in the bone marrow are also existed inside the epidermis and work to sense extraneous constituents and contaminations. These cells involved in boosting the Immune system body.

Merkel cells formed by neural crest cells. These cells are specialized for the acuity of moderate touch.

Layers of Epidermis

The epidermal layer comprised of Stratified, Squamous Epithelial cells. There are generally four layers of the epidermis:

Stratum germinativum

Stratum spinosum

Stratum granulosum

Stratum corneum

The stratum germinativum is the deepest layer, which connects the epidermis skin to the dermal layer. Inside this layer keratinocyte cells formed. The stratum corneum is the outermost layer, that is water-resistant and averts the bacterial, viral and other foreign agents into the body.


Nanyang Technological University, Lee Kong Chian School of Medicine, Clinical Sciences Building, 11 Mandalay Road, Singapore, 308232 Singapore

Nanyang Technological University, Lee Kong Chian School of Medicine, Clinical Sciences Building, 11 Mandalay Road, Singapore, 308232 Singapore

Nanyang Technological University, School of Chemical and Biomedical Engineering, 62 Nanyang Drive, Singapore, 637459 Singapore

Nanyang Technological University, Lee Kong Chian School of Medicine, 59 Nanyang Drive, Singapore, 636921 Singapore

Nanyang Technological University, School of Chemical and Biomedical Engineering, 62 Nanyang Drive, Singapore, 637459 Singapore

Resumen

The human skin is composed of a stratified epidermis and an underneath dermis, which in turn is linked to the underlying fascia via the hypodermis. Upon maturation of the stratified epidermis, skin serves as a physical barrier to protect underlying organs from mechanical, chemical, ultraviolet, and pathological assaults. By utilizing a variety of resident cells and appendages including nerve cells and immune cells, glands and hair follicles, together with an extensive blood vessel network, the skin also serves as a sensory organ, an immune organ, a regulator of water–salt balance and of body temperature. More importantly, the skin is a water barrier that prevents water or fluid loss from the underlying tissues and internal organs. With the self-renewal ability of the epidermis, stratification of the epidermis is maintained by repeated production and differentiation of new keratinocytes. The outermost layer of the stratified epidermis, the cornified layer, generates a barrier for water movement via a bricks-and-mortar model.


Chemistry in the epidermis (the acid mantle)

The acid mantle of the skin resides in the top layer of the epidermis, forming a protective barrier against the environment and transepidermal moisture loss (dehydration). The slightly acidic pH is formed as a result of combining oil and sweat from the glands, cells and intercellular fluid. The range of acidity for a healthy skin is between a pH of 4.5 and 6. It is the acidity which creates the ideal environment for all of the functions of a healthy epidermis.

Many things can affect the acidity of the epidermis, affecting the overall health of the skin. Most common offenders are foamy, alkaline cleansers and over-exfoliation. griffin+row Cleanse is a unique formulation that is gentle enough to emulsify oil, makeup and pollution without stripping the skin of its protective acid mantle. Cleanse rinses off completely, leaving the skin refreshed.

Clavos

The nail bed is a specialized structure of the epidermis that is found at the tips of our fingers and toes. los cuerpo de la uña is formed on the nail bed, and protects the tips of our fingers and toes as they are the farthest extremities and the parts of the body that experience the maximum mechanical stress (Figure 3).

Figure 3. The nail is an accessory structure of the integumentary system.

In addition, the nail body forms a back-support for picking up small objects with the fingers. The nail body is composed of densely packed dead keratinocytes. The epidermis in this part of the body has evolved a specialized structure upon which nails can form. The nail body forms at the nail root, which has a matrix of proliferating cells from the stratum basale that enables the nail to grow continuously. The lateral nail fold overlaps the nail on the sides, helping to anchor the nail body. The nail fold that meets the proximal end of the nail body forms the nail cuticle, also called the eponychium. The nail bed is rich in blood vessels, making it appear pink, except at the base, where a thick layer of epithelium over the nail matrix forms a crescent-shaped region called the lunula (the “little moon”). The area beneath the free edge of the nail, furthest from the cuticle, is called the hyponychium. It consists of a thickened layer of stratum corneum.

Nails are accessory structures of the integumentary system. Watch this video to learn more about the origin and growth of fingernails.

Pregunta de práctica

Describe the structure and composition of nails.


Epidermis

Dermis
los dermis is deeper and thicker than the epidermis (see fig.2.1) . Elastic and collagenous fibers within the dermis are arranged in definite patterns, producing lines of tension in the skin and providing skin tone (fig.2.6) .There are many more elastic fibers in the dermis of a young person than in an elderly one, and a decreasing number of elastic fibers is apparently associated with aging.The extensive network of blood vessels in the dermis provides nourishment to the living portion of the epidermis. The dermis also contains many sweat glands, oil-secreting glands, nerve endings, and hair follicles.

Layers of the Dermis
The dermis is composed of two layers. The upper layer, called the stratum papillarosum (papillary layer), is in contact with the epidermis and accounts for about one-fifth of the entire dermis (see fig. 2.2) . Numerous projections, called papillae, extend from the upper portion of the dermis into the epidermis. Papillae form the base for the friction ridges on the fingers and toes. The deeper and thicker layer of the dermis is called the stratum reticularosum (reticular layer). Fibers within this layer are more dense and regularly arranged to form a tough, flexible meshwork. It is quite distensible, as is evident in pregnant women or obese individuals, but it can be stretched too far, causing “tearing” of the dermis. The repair of a strained dermal area leaves a white streak called a stretch mark, or linea albicans. Lineae albicantes are frequently found on the buttocks, thighs, abdomen, and breasts (fig. 2.7) .

Innervation of the Skin
The dermis of the skin has extensive innervation (nerve supply). Specialized integumentary effectors consist of smooth muscles or glands within the dermis that respond to motor impulses transmitted from the central nervous system to the skin by autonomic nerve fibers. Several types of receptores sensoriales respond to various tactile (touch), pressure, temperature, tickle, or pain stimuli. Some are free nerve endings, some form a network around hair follicles, and some extend into the papillae of the dermis. Certain areas of the body, such as the palms, soles, lips, and external genitalia, have a greater concentration of sensory receptors and are therefore more sensitive to touch.

Vascular Supply of the Skin
Blood vessels within the dermis supply nutrients to the mitotically active stratum basale of the epidermis and to the cellular structures of the dermis, such as glands and hair follicles. Dermal blood vessels play an important role in regulating body temperature and blood pressure. Autonomic vasoconstriction or vasodilation responses can either shunt the blood away from the superficial dermal arterioles or permit it to flow freely throughout dermal vessels. Fever or shock can be detected by the color and temperature of the skin. Blushing is the result of involuntary vasodilation of dermal blood vessels.

Hypodermis
los hypodermis, o subcutaneous tissue, is not actually a part of the skin, but it binds the dermis to underlying organs. The hypodermis is composed primarily of loose connective tissue and adipose cells interlaced with blood vessels (see fig. 2.1) . Collagenous and elastic fibers reinforce the hypodermis-particularly on the palms and soles, where the skin is firmly attached to underlying structures. The amount of adipose tissue in the hypodermis varies with the region of the body and the sex, age, and nutritional state of the individual. Females generally have about an 8% thicker hypodermis than males. This layer functions to store lipids, insulate and cushion the body, and regulate temperature.


Skin Structure

In mammals, there are two major layers of the skin: the epidermis, which faces the environment directly, and the dermis, which lies beneath. Both are vital to the many functions skin performs. Here’s a bit more about the layers of our skin:

Epidermis

This is the layer of our skin that keeps pathogens out, and keeps water in. It is composed of layers of flat cells called “squamous” cells. The term “squamous” means “scale-like,” and describes their flat, squashed appearance.

Cell in the epithelium include keratinocytes, which protect us from pathogens, Langerhans cells, which help with immune response if an infection does occur, and melanocytes, which make the pigments that give your skin its color.

Most burns and skin injuries are injuries to the epidermis, which can heal quickly. Deeper injuries that also injure the dermis can be more serious.

Basement Membrane

The basement membrane is a thin sheet of fibers between the dermis and the epidermis. It controls what can pass between the two, serving as an additional line of defense against invaders, and an additional guard against loss of water and other vital substances.

When skin needs to grow or heal, the basement membrane can become more permissive, allowing water and nutrients to reach the injured epidermis and help with the healing process.

Dermis

The dermis is the deeper layer of skin, which acts as a cushion protecting the body from harsh impacts. It contains many complex structures, including nerves, blood vessels, hair follicles, sweat glands, and “sebaceous glands,” which produce the waxy, oily substance that coats your skin to protect it from environmental damage.


Skin: How it works

Covering an average of 20 square feet, the skin is the body’s largest and heaviest organ. Its most obvious job is to protect our insides from the outside, but there is much more to the skin than that.

Alongside its role as a protective barrier, the skin helps us maintain the right internal temperature and allows us to sense the world through nerve endings.

Skin is a complex organ an average square inch of skin contains 650 sweat glands, 20 blood vessels, and more than 1,000 nerve endings. Despite being just a few millimeters thick, skin makes up around one-seventh of our body weight.

In this article, we will cover the basics of skin, how it is constructed, what it does, and how it does it.

The skin has three basic levels — the epidermis, the dermis, and the hypodermis:

Epidermis

Main roles: makes new skin cells, gives skin its color, protects the body.

Share on Pinterest Basic diagram of skin’s structure.

The epidermis is the outermost layer it is a waterproof barrier that gives skin its tone.

Dead cells are shed continuously from the epidermis as new ones take their place.

We shed around 500 million skin cells each day. In fact, the outermost parts of the epidermis consist of 25–30 layers of dead cells.

New cells are made in the lower layers of the epidermis. Over the course of around 4 weeks, they make their way to the surface, become hard, and replace the dead cells as they are shed.

Keratinocytes are the most common cell type within the epidermis their job is to act as a barrier against bacteria, parasites, fungi, viruses, heat, ultraviolet (UV) rays from the sun, and water loss.

The epidermis contains no blood vessels.

The color of our skin is produced by a pigment called melanin, which is produced by melanocytes these are found in the epidermis and protect the skin from UV rays.

The epidermis is subdivided into five layers:

  • estrato córneo
  • stratum lucidum
  • stratum granulosum
  • stratum spinosum
  • stratum germinativum

Between the epidermis and the dermis is a thin sheet of fibers called the basement membrane.

Dermis

Main roles: makes sweat and oil, provides sensations and blood to the skin, grows hair.

The dermis is mostly connective tissue, and it protects the body from stress and strain it gives the skin strength and elasticity. If the dermis is stretched a lot, for instance, during pregnancy, the dermis can be torn, and this shows up as so-called stretch marks.

Receptors that detect pressure (mechanoreceptors), pain (nociceptors), and heat (thermoreceptors) are based in the dermis.

The dermis houses hair follicles, blood vessels, and lymphatic vessels. It is also home to a number of glands, including sweat glands and sebaceous glands, which produce sebum, an oil that lubricates and waterproofs hair.

The dermis is further split into two layers:

Papillary region: made of loose connective tissue, it has finger-like projections that push into the epidermis. These projections give the dermis a bumpy surface and are responsible for the patterns we have on our fingertips.

Reticular region: made of dense, irregularly organized connective tissue. Protein fibers in the reticular region give skin its strength and elasticity.

Subcutaneous tissue

Main roles: attaches dermis to the body, controls body temperature, stores fat.

The deepest layer is called subcutaneous tissue, the hypodermis, or subcutis. It is not technically part of the skin but helps attach the skin to underlying bone and muscle. Subcutaneous tissue also provides skin with nerves and blood supply.

The hypodermis is mostly made of fat, connective tissue, and elastin (an elastic protein that helps tissues return to their normal shape after stretching). The high levels of fat help insulate the body and prevent us from losing too much heat. The fat layer also acts as protection, padding our bones and muscles.

Some hormones are made by fat cells in the hypodermis, vitamin D, for instance.