Información

¿Cuál es la ventaja evolutiva del arrepentimiento?


Algunos oradores motivacionales pueden decir que los arrepentimientos solo son útiles para aprender algo.

Cuales son las otras ventajas?


Pregunta muy interesante.

Primero, me gustaría resaltar que esta pregunta se relaciona con un campo muy hipotético de la biología evolutiva que es la psicología evolutiva. Este artículo de Wikipedia sobre enfoques evolutivos de la depresión también podría ser de interés. Una frase dice: "Los sentimientos de arrepentimiento asociados con la depresión también hacen que las personas reflexionen y analicen eventos pasados ​​para determinar por qué sucedieron y cómo podrían haberse prevenido". Básicamente dice lo mismo de lo que dijiste en tu pregunta.

¿Qué otras ventajas podrían tener los "arrepentimientos"? Antes de intentar responder, me gustaría preguntar: ¿es necesario que tenga ventajas? Un comportamiento o un sentimiento también podría ser un subproducto de la selección de cerebros grandes. Por lo tanto, es posible que no se seleccione, pero existe solo porque no hay mucha selección en contra de este rasgo de subproducto.

A menudo se considera que nuestro cerebro ha evolucionado con fines sociales. Yo plantearía la hipótesis de que si alguien expresa "arrepentimiento", podría beneficiarse del cuidado y la compasión de los demás. Y la mejor manera de expresar "arrepentimientos" es sentir los "arrepentimientos". Robert Trivers tal vez diría que para engañar a alguien más (hacer que alguien piense que nos arrepentimos) lo mejor que podemos hacer es engañarnos a nosotros mismos (hacernos sentir "arrepentimientos"). Vea su libro, la locura de los necios.


¿Los tramposos tienen una ventaja evolutiva?

Cualquiera que se haya arrastrado por el carril izquierdo mientras otros conductores corrieron por el carril derecho, que estaba claramente marcado como "extremos del carril, incorpórese a la izquierda", ha experimentado trampas sociales, un comportamiento enloquecedor y fascinante común a muchas especies.

Aunque no ayudará con la furia al volante, los científicos están comenzando a comprender las trampas en "sistemas modelo" más simples, como la ameba social, Dictyostelium discoideum.

En una etapa de su ciclo de vida, miles de personas normalmente solitarias Dicty convergen para formar una babosa multicelular y luego un cuerpo fructífero, que consiste en un tallo que sostiene en alto una bola de esporas. Es durante este acto cooperativo que surge la oportunidad de hacer trampa.

Algunas amebas finalmente se convierten en células en el tallo del cuerpo fructífero y mueren, mientras que otras suben a la parte superior y forman esporas que pasan sus genes a la siguiente generación. Cuando las amebas no emparentadas se juntan para formar un cuerpo fructífero, algunas cepas pueden contribuir en exceso a las esporas y menos al tallo. Estos son los tramposos.

Los científicos sabían que se podían encontrar tramposos en poblaciones salvajes de Dicty, pero si se trataba de una estrategia exitosa en el juego de la selección natural era una incógnita.

Ahora, la facilidad y el bajo costo de la secuenciación del genoma finalmente ha permitido responder a la pregunta. "Al observar la variación genética en o cerca de los 'genes sociales' de Dicty, los científicos pueden decir si las variantes de estos genes que convertían a los cooperadores en tramposos habían arrasado las poblaciones, lucharon por mantener un punto de apoyo o se les dio un pase porque no lo hicieron. no afecta la supervivencia ", dijo Elizabeth Ostrowski, PhD, profesora asistente de biología y bioquímica en la Universidad de Houston.

"Las firmas del genoma que encontramos sugieren que ni el engaño ni las variantes cooperantes de los genes sociales pudieron apoderarse de las poblaciones y que las variantes habían luchado hasta detenerse", dijo David C. Queller, PhD, el profesor Spencer T. Olin de Biología en Artes y Ciencias en la Universidad de Washington en St. Louis.

"Un punto muerto se mantiene sólo en un entorno complejo en el que no está claro qué estrategia ganará", dijo Joan Strassmann, PhD, profesor de Biología en Artes y Ciencias de Charles Rebstock. "Si las reglas nunca cambian, el gen que es mejor en promedio eventualmente eliminará la otra variante".

Los hallazgos sugieren que los beneficios de hacer trampas cambian con su frecuencia o prevalencia en una población. Los tramposos pueden tener éxito, por ejemplo, solo cuando son raros, y fracasan cuando son tan numerosos que expulsan a los cooperadores o presionan a los cooperadores para que encuentren formas de vencer las trampas.

Muchos comportamientos sociales son así, dijo Queller, el éxito de la estrategia de un individuo depende de cuántos otros también la estén empleando.

El estudio, descrito en la edición del 4 de junio de Biología actual, es el trabajo de una colaboración de científicos de la Universidad de Washington, la Universidad de Houston y el Baylor College of Medicine. Ostrowski es el primer autor del artículo y Queller y Strassman son autores principales.

¿Una carrera armamentista o una guerra de trincheras?

"Para este proyecto, secuenciamos 20 Dicty cepas que habíamos aislado del suelo en el este de EE. UU. Luego buscamos variaciones en 140 genes implicados en el comportamiento social, comparándolos con el resto del genoma para ver si los genes sociales evolucionaban de manera diferente ", dijo Strassmann.

"Originalmente obtuvimos fondos suficientes para secuenciar dos genomas", dijo. "Pero cuando limpiamos los clones, el precio de la secuenciación había bajado tanto que pudimos secuenciar muchos más".

Los 140 genes, dijo Queller, eran los que se habían localizado durante una exploración previa de genes en todo el genoma que, cuando están desactivados, convierten a una ameba cooperante en una tramposa.

Los científicos enmarcaron su estudio definiendo varios escenarios hipotéticos para la dinámica evolutiva de los comportamientos de trampa en Dicty (ver ilustración), cada uno de los cuales hace predicciones diferentes y comprobables sobre la diversidad del ADN en y cerca de los genes sociales.

"Pensamos que íbamos a ver la firma de una carrera armamentista en el ADN", dijo Queller, "porque el conflicto tramposo / cooperador parece análogo a otros tipos de conflicto, como el conflicto huésped / patógeno, que produce una escalada de batallas entre adaptaciones". . "

Una carrera armamentista, técnicamente una serie de "barridos selectivos", se habría manifestado como una falta de variación en el ADN en o cerca de los genes sociales, porque un gen altamente ventajoso "barre" a través de una población. "Lo que encontramos fue todo lo contrario", dijo Queller. "En lugar de una variación disminuida, hubo más variación en los genes sociales que el promedio, lo que es consistente con un estancamiento prolongado en estos lugares".

Los científicos encontraron más evidencia de un punto muerto cuando compararon cepas de dos poblaciones diferentes, una en Texas y la otra en Virginia, dijo Queller.

En una carrera armamentista, el Dicty en estos lugares geográficamente separados probablemente se habrían sometido a diferentes barridos selectivos, lo que a su vez haría que las dos poblaciones fueran menos similares. De hecho, sin embargo, las poblaciones diferían menos en las ubicaciones de los genes sociales que en otros genes, lo que sugiere que alguna fuerza selectiva estaba trabajando para mantener las mismas variantes de los genes sociales en las poblaciones de Texas y Virginia.

Tanto el aumento de la diversidad genética cerca de los genes sociales como el hecho de que las poblaciones separadas no se separen en esas ubicaciones genéticas apoyan el escenario de estancamiento.

"No pudimos observar las firmas genéticas de una simple carrera armamentista: una reducción en la diversidad genética y la divergencia a largo plazo de las poblaciones", dijo Ostrowski. "Más bien, las firmas genéticas sugieren que hay una guerra de trincheras entre variantes de los genes sociales, y ni los tramposos ni los cooperadores pueden ganar la partida".

Pero, ¿por qué es eso? Dijo Ostrowski. "¿Qué limita la propagación de los tramposos? ¿Son reprimidos por mejores tramposos o por una población resistente? Y, a la inversa, ¿qué limita a los cooperadores? ¿Por qué los cooperadores no cierran por completo a los tramposos?"


Los científicos descubren la ventaja evolutiva de la homosexualidad

Es una paradoja evolutiva que es frustrantemente difícil de explicar para los biólogos, pero los investigadores pueden haber encontrado un beneficio conferido por el sexo homosexual que podría ofrecer una explicación de por qué este comportamiento ha perseverado, al menos en una especie. Según un nuevo estudio en moscas de la fruta, no solo el comportamiento sexual entre personas del mismo sexo parece ser hereditario, sino que las hembras con una estructura genética asociada con este rasgo en realidad muestran tasas de reproducción más altas, lo cual es una ventaja evolutiva. Estos fascinantes hallazgos se han publicado en Actas de la Royal Society B.

Si un determinado rasgo o comportamiento es perjudicial para el éxito reproductivo o la aptitud de un organismo, no esperaría que persista en la población, ya que la selección natural debería deshacerse de él. Después de todo, el objetivo del juego reproductivo es mantener los genes en funcionamiento. ¿Por qué, entonces, los miembros del mismo sexo se pelean entre sí en tantas especies? Y no solo estamos hablando de comportamientos homosexuales (observados en más de 1.500 especies, como preguntaste), nos referimos a todo el asunto.

Los científicos han reflexionado sobre esto durante mucho tiempo y han luchado por llegar a un consenso. Aunque hay algunas ideas diferentes, dos hipótesis predominantes que resultaron del trabajo teórico sugieren que los comportamientos sexuales entre personas del mismo sexo (SSB) podrían persistir por dos razones: sobredominio y antagonismo sexual. El primero propone que la SSB podría persistir en la población si los genes de este comportamiento confieren una ventaja reproductiva armonizadora en individuos que solo poseen una copia del gen, o heterocigotos, en contraposición a los que poseen dos (homocigotos). Esto último sugiere que un gen que es perjudicial para la aptitud en un sexo podría mantenerse siempre que sea beneficioso para el otro sexo.

Entonces, ¿cómo averiguan los investigadores qué hipótesis parece explicar mejor este comportamiento que aparentemente es perjudicial para la reproducción? El método elegido por los científicos detrás del último estudio, con sede en la Universidad de St. Andrews, involucró una combinación de pruebas genéticas y de comportamiento. Primero, examinaron líneas endogámicas de moscas de la fruta en busca de variaciones genéticas que pudieran explicar la SSB.

Lo hicieron examinando los genomas de los machos de la mosca de la fruta y observando cómo se comportaban con otros machos. Esto implicó cuantificar la cantidad de comportamientos de cortejo que & # xA0 los machos mostrarían & # xA0 hacia otros machos & # x2014, como lamer, cantar o intentar montar & # x2014 y luego buscar las diferencias genéticas presentes en los machos que muestran altos niveles de estos comportamientos. Esta información se utilizó luego para identificar líneas genéticas de moscas que mostraban consistentemente niveles altos de SSB o niveles bajos de SSB.

La etapa final de la investigación implicó realizar cruces experimentales de moscas de ambas líneas identificadas y examinar la descendencia resultante. Más específicamente, querían ver si provenir de un trasfondo genético asociado con altos niveles de SSB afectaba las tasas de reproducción en la descendencia femenina.

Los investigadores encontraron que, si bien sus datos daban más peso a la hipótesis de sobredominio, sus resultados no respaldaban exclusivamente una sobre la otra. De hecho, creen que ambos podrían estar contribuyendo al mantenimiento de la SSB en el acervo genético. Pero ese no fue el hallazgo más interesante del estudio: los machos con una composición genética asociada con altos niveles de SSB produjeron descendencia femenina con tasas más altas de reproducción o fecundidad. Esto sugiere que los genes asociados con SSB podrían persistir en la población porque en realidad confieren una ventaja de aptitud en las hembras, a pesar de ser perjudiciales para la reproducción de los machos. & # xA0


¿Por qué se ríen los humanos? La biología evolutiva de la risa.

Dientes de Creatas / Thinkstock Ilustración fotográfica de Natalie Matthews-Ramo

El 30 de enero de 1962, tres colegialas comenzaron a reír en el aula de un internado en la esquina noreste de lo que ahora es Tanzania, y desencadenaron una epidemia muy extraña. Los tres no podían dejar de reír y pronto las carcajadas incontrolables se extendieron a sus compañeros de clase. Los ataques de risa duraron desde unos minutos hasta unas pocas horas. Según los informes, una niña pobre experimentó síntomas durante 16 días seguidos. Las víctimas no podían concentrarse en su trabajo escolar y atacarían si otros intentaran restringirlas.

Cuando 95 de los 159 alumnos de la escuela contrajeron lo que se conoció como omuneepo, la palabra swahili para la enfermedad de la risa, la escuela cerró. Los estudiantes regresaron a sus aldeas, tomando omuneepo con ellos. La aflicción se extendió de persona a persona, de escuela en escuela, de pueblo en pueblo. "La educación de los niños está siendo seriamente interferida y existe un temor considerable entre las comunidades de la aldea", señalaron los oficiales médicos locales en un informe de 1963 en el Revista de Medicina de África Central. No pudieron encontrar ninguna explicación para el asunto. Cuando la epidemia finalmente cesó meses después, aproximadamente mil personas habían sido afectadas por la "enfermedad de la risa".

Como parte de nuestro esfuerzo por comprender qué hace reír a la gente, viajamos al noreste de Tanzania, rastreando omuneepoSe extendió por la región hace más de medio siglo. Localizamos a profesores, estudiantes y expertos médicos que experimentaron el fenómeno de primera mano. Aprendimos que no había nada gracioso en la situación en ese momento. El internado religioso donde comenzaron las risas estuvo marcado por reglas estrictas, dormitorios sin ventanas y sillas diabólicamente incómodas diseñadas para promover una postura correcta. Los investigadores encontraron condiciones similares en otros lugares donde el omuneepo más tarde estalló: Hacinamiento grave, mala calidad de los alimentos.

"Es una forma de queja", dijo Kroeber Rugliyama, un psiquiatra local de mucho tiempo sobre la misteriosa risa. "No tenían una forma alternativa de expresión".

La risa es un tema irritante incluso cuando no se propaga por el campo como una enfermedad virulenta. Tomemos el trabajo de Robert Provine, neurocientífico y profesor de psicología en la Universidad de Maryland, condado de Baltimore. Por su libro, Risa: una investigación científica, Provine se dedicó a lo que llamó “neurociencia de acera”, rastreando y observando la risa del mundo real. Él y sus colaboradores utilizaron grabadoras para capturar más de mil "episodios de risa" en bares, centros comerciales, cócteles y reuniones de clase. Y tenía docenas de estudiantes voluntarios que anotaban en un "registro de risas" las circunstancias cada vez que se reían, se reían o se reían a carcajadas.

Los resultados fueron sorprendentes, incluso para Provine: menos del 20 por ciento de los incidentes de risa del mundo real que catalogó fueron en respuesta a algo parecido a algo gracioso. Con mucha más frecuencia, la gente se reía tontamente o se reía entre dientes ante declaraciones inocuas como "Los veré más tarde", "Entiendo su punto" y "¡Miren, es Andre!" Es más, en todos estos casos, la persona que produjo la declaración que provocó la risa tenía un 46 por ciento más de probabilidades de ser la que se ría entre dientes que la persona que escuchaba. Y si bien la risa puede parecer algo que puede estallar en cualquier momento en respuesta a algo gracioso, en solo ocho de los 1.200 episodios de risa que Provine catalogó, la risa interrumpió lo que alguien estaba diciendo. En cambio, el 99,9 por ciento de las veces, la risa se produjo en pausas ordenadas y naturales en la conversación, puntuando el discurso como un punto o un signo de exclamación.

Provine descubrió que la risa de nuestra vida cotidiana no es, en su mayor parte, una respuesta a nada parecido a bromas. En cambio, la mayor parte ocurre en conversaciones que, fuera de contexto, no parecen divertidas en absoluto. Los descubrimientos de Provine sugieren que la risa es inherentemente social, que en esencia es una forma de comunicación y no solo un subproducto de encontrar algo divertido. Efectivamente, cuando Provine revisó los registros de risa que había recopilado, descubrió que sus participantes tenían 30 veces más probabilidades de reír en presencia de otros que cuando estaban solos. Entre los pocos casos solitarios de risa, casi todos ocurrieron en respuesta a programas de televisión u otros medios, es decir, representantes electrónicos de otras personas. Cuando las personas anotaron en sus diarios que estaban realmente solos, casi no registraron ninguna risa.

Entonces, ¿por qué habríamos desarrollado el extraño y poderoso manierismo vocal de la risa? ¿Por qué tenemos una necesidad innata de compartir lo que nos parece divertido con los demás y por qué puede parecerse a una enfermedad fuera de control?

La teoría evolutiva está plagada de posibles explicaciones, pero una de las más convincentes se presentó en 2005. Revista trimestral de biología artículo de un estudiante llamado Matthew Gervais y su asesor, el biólogo evolutivo David Sloan Wilson. Se basa en los esfuerzos de un peculiar médico francés del siglo XIX llamado Guillaume Duchenne, que recorría la cara de las personas con electrodos. Afortunadamente para Duchenne, trabajaba en el hospicio de una anciana, por lo que tenía acceso a muchos cuerpos boca abajo. Debe haber sido bastante encantador. Según los artículos sobre Duchenne, todas las mujeres querían ser electrocutadas por el "viejito con su caja de travesuras".

Al aplicar las puntas de su caja a los rostros de las personas, Duchenne evocó un tipo de sonrisa: el tipo voluntario, el tipo de expresión que producimos cuando hacemos una mueca para ser cortés. Este manierismo, descubrió, involucra a los músculos cigomáticos mayores de la cara que elevan las comisuras de la boca. Pero Duchenne descubrió que había una segunda variedad de sonrisas y risas, una que ocurre cuando encontramos algo verdaderamente entretenido o divertido. Esta expresión era más compleja, utilizando tanto los músculos cigomáticos mayores como los músculos orbicularis oculi que forman patas de gallo alrededor de los ojos. Es por eso que la gente dice que una sonrisa real está en los ojos. Duchenne nunca pudo reproducir con sus electrodos esta segunda forma de expresión, ahora conocida como sonrisa de Duchenne o risa de Duchenne, y llegó a creer que “solo la dulce emoción del alma la ponía en juego”.

Más de un siglo después, Gervais y Wilson vieron el descubrimiento de Duchenne como evidencia de que la risa evolucionó en dos puntos diferentes del desarrollo humano. Primero, postularon, en algún momento entre 2 y 4 millones de años atrás, llegó la risa de Duchenne, del tipo desencadenado por algo gracioso. Una consecuencia del jadeo entrecortado emitido por los primates durante el juego de las peleas, probablemente apareció antes de la aparición del lenguaje. Este tipo de risa era una señal de que las cosas estaban bien en ese momento, que el peligro era bajo y las necesidades básicas estaban satisfechas, y ahora era un momento tan bueno como cualquier otro para explorar, jugar y socializar. “Lo que indica el humor y la risa es, 'esta es una oportunidad para aprender'”, nos dijo Gervais. “Señala que se trata de una novedad no seria y recluta a otros para que jueguen y exploren cognitiva, emocional y socialmente con las implicaciones de esta novedad”.

Pero luego, en algún momento de los cientos de miles de años posteriores a eso, teorizaron Gervais y Wilson, surgió otro tipo de risa, la que no es de Duchenne, la que no depende de que algo sea divertido. A medida que las personas se desarrollaron cognitiva y conductualmente, aprendieron a imitar el comportamiento espontáneo de la risa para aprovechar sus efectos. No pudieron hacerlo bien, no pudieron simular los movimientos de los músculos oculares de la risa y la sonrisa reales, pero estuvo cerca. La risa imitada era una forma de manipular a los demás, a veces con fines de beneficio mutuo, a veces por razones más tortuosas. Como lo expresaron Gervais y Wilson en su artículo, "la risa no relacionada con Duchenne llegó a ocurrir en contextos agresivos, nerviosos o jerárquicos, funcionando para señalar, apaciguar, manipular, ridiculizar o subvertir".

La risa, en otras palabras, es más que una simple respuesta al humor. Es una herramienta humana primordial, uno de los pilares de la sociedad. Se conecta al núcleo de lo que somos como criaturas sociales, expresando de una persona a otra lo que a menudo no se puede decir de otra manera: o que todo es para divertirse o, como en el caso de omuneepo, que algo está muy, muy mal.


¿Cuál es la ventaja evolutiva del cáncer?

Por ejemplo, es claramente malo para el individuo que lo recibe, pero está ahí o podría haber una ventaja para la especie / grupo?

¿Y cómo sería esa situación?

Bien, la idea del cáncer en particular no importa tanto aquí, ¿cómo sería una situación en la que se vería una enfermedad que aumenta la mortalidad de un individuo pero tiene un efecto positivo neto en ese individuo y grupo?

Lo que pasa con la evolución es que no le importa el bien de la especie. La reproducción se ve recompensada con más reproducción. Las células cancerosas, y los cánceres mismos, son en términos evolutivos, organismos independientes que se reproducen extremadamente bien. Evolucionan para reproducirse rápidamente a expensas del cuerpo en el que residen. ignorante del hecho de que pueden quemarse si matan al anfitrión. El cáncer es la evolución desarrollada en nuestra escala de tiempo. De hecho, hemos desarrollado supresores de tumores, el más famoso de los cuales se llama p53, para prevenir procesos de desarrollo descontrolados, y en muchos cánceres con componentes hereditarios, estos son los que se rompen. También tenemos mecanismos como la muerte celular programada, llamada apoptosis, que destruyen las células cuando su ADN ya no es confiable. A veces esto no funciona. Muchos virus, como el VPH, se reproducen con éxito como cánceres insertándose en el genoma de las células que luego se reproducen. Los cánceres hacen todo tipo de cosas, como vascularizarse a sí mismos utilizando nuestras vías de desarrollo, convertir la matriz del tejido conectivo en tejido mesenquimatoso más fácilmente distribuido para que puedan sembrar el resto del cuerpo (metástasis) y otras tácticas furtivas. Básicamente, son amotinados.

Entonces, en términos de especies, son un detrimento. Pero la evolución a la escala de la célula cancerosa no le importa porque no puede predecir el futuro. Simplemente se reproduce, y básicamente lo hace atormentando el resto del cuerpo al subvertir sus procesos de desarrollo.

Hackeado en un teléfono, probablemente falte, pero entiendes la esencia.

Correcto, pero en la escala de la especie, el cáncer podría ser un beneficio neto, ¿no? Como la tasa de incidencia de cáncer dentro de una especie podría estar sujeta a selección natural.

Ninguno, pero normalmente no llega hasta después de la reproducción, por lo que no se elimina del acervo genético, cuando te mata, has tenido hijos, por lo que no hay presión evolutiva para una contramedida.

Eso es algo así como preguntar: "¿Cuál es la ventaja evolutiva de las heridas punzantes en el pecho?".

El cáncer es obviamente algo que salió mal en el cuerpo, muy parecido a una lanza que sobresale de su pecho. Nuestro cuerpo tiene defensas contra ambos. Para la lanza en el pecho, tenemos cajas torácicas, sangre que se coagula, sofisticados mecanismos de curación, un sistema inmunológico para combatir las infecciones mientras se cura. Incluso tienes una buena respuesta instintiva para huir de los palos puntiagudos que dan miedo.

Para el cáncer, tenemos una buena cantidad de interruptores moleculares que indican qué células dividirse y cuándo. Por ejemplo, el gen supresor de tumores p53 es un gen anticanceroso crítico que evita que las células se dividan a voluntad o no, y si las cosas se ponen demasiado complicadas con la célula, desempeña un papel en su eliminación total. Además, su sistema inmunológico puede detectar células precancerosas y eliminarlas antes de que se conviertan en un problema. Aparecen células precancerosas a diario, simplemente mueren antes de que se convierta en un problema.

Sin embargo, sus defensas ante el empalamiento y el cáncer pueden verse abrumadas. Para la lanza, hágalo lo suficientemente grande y péguelo en un lugar importante y su cuerpo se quedará sin opciones. Para el cáncer, muchas cosas tienen que arruinarse. Una célula individual tiene que resultar dañada, quizás por radiación. Entonces tu sistema inmunológico tiene que joderlo y no matarlo. Entonces tu sistema circulatorio necesita arruinarse y empezar a dar sangre al cáncer. Entonces, el tumor debe dar mucho miedo y comenzar a invadir otros tejidos. Una vez que todo sale mal, bueno, la lanza del cáncer sobresale de su pecho. Tu cuerpo hizo todo lo posible, pero ahora está jodido.


¿Porque llorar? Los biólogos evolucionistas muestran que el llanto puede fortalecer las relaciones

Desde el punto de vista médico, se sabe que el llanto es un síntoma de dolor físico o estrés. Pero ahora un biólogo evolutivo de la Universidad de Tel Aviv busca evidencia empírica que muestra que las lágrimas tienen beneficios emocionales y pueden fortalecer las relaciones interpersonales.

Un nuevo análisis realizado por el Dr. Oren Hasson, del Departamento de Zoología de TAU, muestra que las lágrimas aún indican malestar fisiológico, pero también funcionan como un mecanismo basado en la evolución para acercar a las personas.

"El llanto es un comportamiento muy evolucionado", explica el Dr. Hasson. "Las lágrimas dan pistas e información confiable sobre la sumisión, las necesidades y los lazos sociales entre sí. Mi investigación está tratando de responder cuáles son las razones evolutivas para tener lágrimas emocionales.

"Mi análisis sugiere que al empañar la visión, las lágrimas reducen las defensas y funcionan de manera confiable como señales de sumisión, un grito de ayuda e incluso como una muestra mutua de apego y como una muestra grupal de cohesión", informa.

Su investigación, publicada recientemente en Psicología Evolutiva, investiga los diferentes tipos de lágrimas que derramamos y mdash lágrimas de alegría, tristeza y dolor y mdash, así como la autenticidad o sinceridad de las lágrimas. Llorar, dice el Dr. Hasson, tiene beneficios únicos entre amigos y otras personas en nuestras diversas comunidades.

Por llorar fuerte (y a puerta cerrada)

Al abordar el tema con las herramientas deductivas de un biólogo evolutivo, el Dr. Hasson investigó el uso de las lágrimas en diversas circunstancias emocionales y sociales. Las lágrimas se utilizan para provocar la misericordia de un enemigo antagónico, afirma. También son útiles para suscitar la simpatía y el mdash y, quizás, lo que es más importante, la asistencia estratégica y mdash de personas que no formaban parte del grupo enemigo.

"Esto es estrictamente humano", razona el Dr. Hasson. "Las lágrimas emocionales también indican apaciguamiento, una necesidad de apego en momentos de dolor y una validación de las emociones entre la familia, los amigos y los miembros de un grupo".

El llanto mejora los apegos y las amistades, dice el Dr. Hasson, pero los tabúes todavía existen en ciertos casos. En algunas culturas, sociedades o circunstancias, la expresión de las emociones se recibe como una debilidad y se suprime la producción de lágrimas. Por ejemplo, rara vez es aceptable llorar frente a tu jefe en el trabajo, especialmente si eres un hombre, dice.

¿Calles inundadas de lágrimas?

Múltiples estudios en diferentes culturas muestran que llorar nos ayuda a unirnos con nuestras familias, seres queridos y aliados, dice el Dr. Hasson. Al nublar la visión, las lágrimas indican de manera confiable su vulnerabilidad y que ama a alguien, una buena estrategia evolutiva para unir emocionalmente a las personas más cercanas a usted.

"Por supuesto", agrega el Dr. Hasson, "la eficacia de este comportamiento evolutivo siempre depende de con quién estás cuando lloras esos baldes de lágrimas, y probablemente no será efectivo en lugares, como en el trabajo, cuando las emociones debería estar oculto ".

El Dr. Hasson, un terapeuta matrimonial, usa sus conclusiones en su clínica. "Es importante legitimar los desgarros emocionales en las relaciones", dice. "Con demasiada frecuencia, las mujeres que lloran se sienten avergonzadas, tontas o débiles, cuando en realidad simplemente están conectadas con sus sentimientos y quieren simpatía y abrazos de sus parejas".

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por Universidad de tel aviv. Nota: El contenido puede editarse por estilo y longitud.


¿Existe una ventaja evolutiva del duelo?

Una mujer llora el 1 de marzo de 2016 en el lugar donde una mujer sospechosa de matar a un niño de tres años o más. [+] cuatro fue detenido el 29 de febrero, cerca de la estación de metro Oktyabrskoye Pole en Moscú. (DMITRY SEREBRYAKOV / AFP / Getty Images)

¿Existe una ventaja evolutiva del duelo? apareció originalmente en Quora - la red de intercambio de conocimientos donde personas con conocimientos únicos responden a preguntas convincentes.

Respuesta de Adriana Heguy, bióloga molecular e investigadora en genómica, en Quora:

El dolor es un efecto secundario de la evolución. El comportamiento y la emoción para los que se seleccionó es adjunto (los humanos lo llaman amor). Los animales que crían a sus bebés también están apegados invariablemente a los pájaros. Tanto los vínculos filiales como los vínculos de pareja (pareja) son muy importantes. Son clave para la supervivencia de la descendencia. Y cualquier cosa que sea clave para la reproducción (incluido el cuidado de las crías, la formación de un vínculo fuerte con la pareja, como es el caso de algunas aves y algunos mamíferos) está, por supuesto, muy sujeto a presiones evolutivas. El apego es un mecanismo fascinante que está muy estudiado desde un punto de vista neurobiológico [1]. En los animales sociales, como los humanos, existen fuertes lazos no solo con nuestros bebés (yo diría que es el amor más fuerte que podemos experimentar), nuestros compañeros y nuestra familia inmediata, sino también con amigos y miembros de nuestro grupo social. con quien compartimos muchas experiencias y valores. Los seres humanos estamos preparados para morir por amor: no solo para proteger a nuestros hijos (eso tiene un sentido evolutivo total) sino también para proteger a otros seres queridos, incluidos nuestros compatriotas (como en la situación de guerra), la mayoría de los cuales ni siquiera hemos conocido. ¡reunió!

Por lo tanto, con apegos tan fuertes, ¿cómo no podemos afligirnos cuando aquellos a quienes amamos mueren o nos abandonan? La pérdida es una emoción extremadamente negativa, incluso cuando no se dirige a pérdidas humanas, sino a pérdidas materiales. La sola idea de perder a alguien a quien amamos nos entristece increíblemente. Esto nos lleva a esforzarnos por ser buenos padres, buenos amigos o personas patriotas. Es bueno para la cohesión del grupo y, en especies sociales, es clave para la supervivencia del grupo.

Esta pregunta apareció originalmente en Quora, la red de intercambio de conocimientos donde personas con conocimientos únicos responden a preguntas convincentes. Puede seguir a Quora en Twitter, Facebook y Google+. Mas preguntas:


5 respuestas 5

Hay algunos rasgos en el reino animal que tienden a estar razonablemente correlacionados (aunque no necesariamente lineales). Entre ellos se encuentran el tamaño, la tasa de natalidad y la longevidad. Como anécdota, el ratón es pequeño, vive solo un par de años y tiene una gran camada de cachorros cada pocos meses. El elefante es grande, vive hasta 70 años y tiene una cría cada cinco o seis años. Las ballenas azules son enormes, viven de 80 a 110 años y tienen una cría cada dos años. Los seres humanos parecen estar en algún lugar en el medio del rango de tamaño, viven entre 70 y 100 años y pueden tener un bebé cada año, con múltiples ocasionales. Tenga en cuenta que la relación mayor-mayor-menor tasa de natalidad no es perfecta, pero surge un patrón general.

Ahora tenemos un problema, dado que los elfos y los humanos son comparables en tamaño, para que sigan este patrón también deberían tener una longevidad y una tasa de natalidad comparables. Sin embargo, si hubo algún evento en el antiguo pasado de los elfos que lo convirtió en parte de su costumbres para no tener tantos hijos (por ejemplo, debido a la reducción de recursos para tener que compartir con una población en aumento), entonces la evolución también habría favorecido gradualmente la longevidad. Esta misma escasez de recursos también habría favorecido no crecer.

Aquí, entra la respuesta de Will, ya que aquellos elfos que sean más capaces de quedarse para cuidar a los pocos hijos que tienen, obtendrán mejores resultados en la supervivencia a largo plazo de la sociedad. Por lo tanto, los longevos transmiten con mayor frecuencia sus genes para la longevidad.

In conclusion, have the ancient split between elves and humans happen in such a way that the humans got the lush forest, and the elves got the scrub at the edge of a desert, or something like that.

What advantages would extreme longevity need to provide for it to develop in a human subspecies/humanoid species without outside tampering/

Fitness (often denoted w w or ω in population genetics models) is the quantitative representation of natural and sexual selection within evolutionary biology. It can be defined either with respect to a genotype or to a phenotype in a given environment. In either case, it describes individual reproductive success and is equal to the average contribution to the gene pool of the next generation that is made by individuals of the specified genotype or phenotype.

It is somewhat unusual that this has not evolved. Consider

Man A lives 65 years. He fathers 5 children between ages 20 and 40. He contributes to the welfare and survival of his children and grandchildren from ages 40 to 65.

Man B lives 195 years. He fathers 5 children between ages 20 and 40, 5 more from 40 to 60, 5 more from 60 to 80, 5 more from 80 to 100, 5 more from 100 to 120, 5 more from 120 to 140, 5 more from 140 to 160. For his last 35 years he contributes to the welfare and survival of his many descendants.

Man B lives 3 times longer and fathers 7 times as many children as man A. His genetic fitness is far superior.

In fact, you would need to build in some sort of low reproductive rate for the long lived elves or they would quickly overwhelm and out-compete the humans with their cumulative numbers.

ADDENDUM I am a little perplexed by the comments and horrified by the downvote, and so I thought I would add more mechanism to the fitness advantage of longetivity than just the weight of numbers.

Suppose there is a selective event - a plague, or a famine, or a toxin in the water. Man A and Man B are resistant and survive. Man A fathers one more child and then comes to the end of his natural life. Man B continues contributing his resistant genes to many subsequent generations. This is how it works for lots of lower animals like fish or sea urchins. Very long lived creatures who escape the mortality risks in their environments contribute offspring season after season.

When in doubt use sexual selection.

If you have already included magic then you can use that as a indirect selective pressure. Magic is how elves choose mates (or it is at least a huge part of it), based on power or displays with magic. since you set the rules for magic you can say the longer you live the stronger your magic becomes and the better you can use it, works even better if magical ability also takes a long time to develop. Now age is roughly equal magical power which is basically how sexy you are to an elf, and evolution will create all kinds of stupid conditions in the name of mate attraction. so pushing longevity as far as it can makes sense.

This is pretty easy to see with your set up if humans can also use magic, magic is ancestral. Elves split off early by focussing on magic, where as faster breeding humans focused more on new ideas, aka technological development. I imagine elves to also be highly reliant on magic with stone age technology otherwise. Humans may have less power but may be more creative with it. Perhaps Humans don't just push the rock with magic like elves with abundant magic do, they use magic like a lever to roll it accomplishing the same thing with far less raw magical power.

this could also explain why magic in animals is rare if you so desire, most are too short lived.


Depression's Evolutionary Roots

This paradox could be resolved if depression were a problem of growing old. The functioning of all body systems and organs, including the brain, tends to deteriorate with age. This is not a satisfactory explanation for depression, however, as people are most likely to experience their first bout in adolescence and young adulthood.

Or, perhaps, depression might be like obesity &mdash a problem that arises because modern conditions are so different from those in which we evolved. Homo sapiens did not evolve with cookies and soda at the fingertips. Yet this is not a satisfactory explanation either. The symptoms of depression have been found in every culture which has been carefully examined, including small-scale societies, such as the Ache of Paraguay and the !Kung of southern Africa &mdash societies where people are thought to live in environments similar to those that prevailed in our evolutionary past.

There is another possibility: that, in most instances, depression should not be thought of as a disorder at all. In an article recently published in Psychological Review, we argue that depression is in fact an adaptation, a state of mind which brings real costs, but also brings real benefits.

One reason to suspect that depression is an adaptation, not a malfunction, comes from research into a molecule in the brain known as the 5HT1A receptor. The 5HT1A receptor binds to serotonin, another brain molecule that is highly implicated in depression and is the target of most current antidepressant medications. Rodents lacking this receptor show fewer depressive symptoms in response to stress, which suggests that it is somehow involved in promoting depression. (Pharmaceutical companies, in fact, are designing the next generation of antidepressant medications to target this receptor.) When scientists have compared the composition of the functional part of the rat 5HT1A receptor to that of humans, it is 99 percent similar, which suggests that it is so important that natural selection has preserved it. The ability to &ldquoturn on&rdquo depression would seem to be important, then, not an accident.

This is not to say that depression is not a problem. Depressed people often have trouble performing everyday activities, they can&rsquot concentrate on their work, they tend to socially isolate themselves, they are lethargic, and they often lose the ability to take pleasure from such activities such as eating and sex. Some can plunge into severe, lengthy, and even life-threatening bouts of depression.

So what could be so useful about depression? Depressed people often think intensely about their problems. These thoughts are called ruminations they are persistent and depressed people have difficulty thinking about anything else. Numerous studies have also shown that this thinking style is often highly analytical. They dwell on a complex problem, breaking it down into smaller components, which are considered one at a time.

This analytical style of thought, of course, can be very productive. Each component is not as difficult, so the problem becomes more tractable. Indeed, when you are faced with a difficult problem, such as a math problem, feeling depressed is often a useful response that may help you analyze and solve it. For instance, in some of our research, we have found evidence that people who get more depressed while they are working on complex problems in an intelligence test tend to score higher on the test.

Analysis requires a lot of uninterrupted thought, and depression coordinates many changes in the body to help people analyze their problems without getting distracted. In a region of the brain known as the ventrolateral prefrontal cortex (VLPFC), neurons must fire continuously for people to avoid being distracted. But this is very energetically demanding for VLPFC neurons, just as a car&rsquos engine eats up fuel when going up a mountain road. Moreover, continuous firing can cause neurons to break down, just as the car&rsquos engine is more likely to break down when stressed. Studies of depression in rats show that the 5HT1A receptor is involved in supplying neurons with the fuel they need to fire, as well as preventing them from breaking down. These important processes allow depressive rumination to continue uninterrupted with minimal neuronal damage, which may explain why the 5HT1A receptor is so evolutionarily important.

Many other symptoms of depression make sense in light of the idea that analysis must be uninterrupted. The desire for social isolation, for instance, helps the depressed person avoid situations that would require thinking about other things. Similarly, the inability to derive pleasure from sex or other activities prevents the depressed person from engaging in activities that could distract him or her from the problem. Even the loss of appetite often seen in depression could be viewed as promoting analysis because chewing and other oral activity interferes with the brain&rsquos ability to process information.

But is there any evidence that depression is useful in analyzing complex problems? For one thing, if depressive rumination were harmful, as most clinicians and researchers assume, then bouts of depression should be slower to resolve when people are given interventions that encourage rumination, such as having them write about their strongest thoughts and feelings. However, the opposite appears to be true. Several studies have found that expressive writing promotes quicker resolution of depression, and they suggest that this is because depressed people gain insight into their problems.

There is another suggestive line of evidence. Various studies have found that people in depressed mood states are better at solving social dilemmas. Yet these would seem to have been precisely the kind of problems difficult enough to require analysis and important enough to drive the evolution of such a costly emotion. Consider a woman with young children who discovers her husband is having an affair. Is the wife&rsquos best strategy to ignore it, or force him to choose between her and the other woman, and risk abandonment? Laboratory experiments indicate that depressed people are better at solving social dilemmas by better analysis of the costs and benefits of the different options that they might take.

Sometimes people are reluctant to disclose the reason for their depression because it is embarrassing or sensitive, they find it painful, they believe they must soldier on and ignore them, or they have difficulty putting their complex internal struggles into words.

But depression is nature&rsquos way of telling you that you&rsquove got complex social problems that the mind is intent on solving. Therapies should try to encourage depressive rumination rather than try to stop it, and they should focus on trying to help people solve the problems that trigger their bouts of depression. (There are several effective therapies that focus on just this.) It is also essential, in instances where there is resistance to discussing ruminations, that the therapist try to identify and dismantle those barriers.

When one considers all the evidence, depression seems less like a disorder where the brain is operating in a haphazard way, or malfunctioning. Instead, depression seems more like the vertebrate eye&mdashan intricate, highly organized piece of machinery that performs a specific function.

Are you a scientist? Have you recently read a peer-reviewed paper that you want to write about? Then contact Mind Matters co-editor Gareth Cook, a Pulitzer prize-winning journalist at the Boston Globe, where he edits the Sunday Ideas section.


The genes that code for homosexuality do other things too

The allele - or group of genes - that sometimes codes for homosexual orientation may at other times have a strong reproductive benefit. This would compensate for gay people's lack of reproduction and ensure the continuation of the trait, as non-gay carriers of the gene pass it down.

There are two or more ways this might happen. One possibility is that the allele confers a psychological trait that makes straight men more attractive to women, or straight women more attractive to men. "We know that women tend to like more feminine behavioural features and facial features in their men, and that might be associated with things like good parenting skills or greater empathy," says Qazi Rahman, co-author of Born Gay The Psychobiology of Sex Orientation. Therefore, the theory goes, a low "dose" of these alleles enhances the carrier's chances of reproductive success. Every now and then a family member receives a larger dose that affects his or her sexual orientation, but the allele still has an overall reproductive advantage.

Another way a "gay allele" might be able to compensate for a reproductive deficit is by having the converse effect in the opposite sex. For example, an allele which makes the bearer attracted to men has an obvious reproductive advantage to women. If it appears in a man's genetic code it will code for same-sex attraction, but so long as this happens rarely the allele still has a net evolutionary benefit.

There is some evidence for this second theory. Andrea Camperio-Ciani, at the University of Padova in Italy, found that maternal female relatives of gay men have more children than maternal female relatives of straight men. The implication is that there is an unknown mechanism in the X chromosome of men's genetic code which helps women in the family have more babies, but can lead to homosexuality in men. These results haven't been replicated in some ethnic groups - but that doesn't mean they are wrong with regards to the Italian population in Camperio-Ciani's study.


Ver el vídeo: YIYE AVILA, ARREPENTIMIENTO (Enero 2022).