Información

Lectura: Hongos - Biología


Zygomycota

Los hongos en el filo Zygomycota se llaman zygomycetes. Usualmente están saprótrofos pero hay algunos parásitos. Las hifas son cenocíticas (no carecen de septos). Los septos se encuentran solo en las estructuras reproductivas.

Reproducción en Zygomycota

La fusión de dos hifas conduce a la formación de una zygosporangio, una estructura de paredes gruesas que es capaz de sobrevivir a los extremos ambientales. Antes de la cariogamia, el zigosporangio contiene muchos núcleos haploides. después de la cariogamia, contiene muchos núcleos diploides.

Rhizopus (molde de pan)

Figura 2. Rhizopus * esporangios

La reproducción asexual implica micelios productores de esporangios que producen esporas haploides por mitosis. Las esporas producen nuevos micelios.

Figura 3. Rhizopus * cigotos

Cuando las condiciones ambientales se deterioran, puede ocurrir la reproducción sexual. Las hifas de tipos de apareamiento opuestos producen estructuras que contienen varios núcleos haploides. La fusión de dos de estas estructuras de tipos de apareamiento opuestos da como resultado un heterocariota zygosporangio. Se desarrolla una pared gruesa que funciona para proteger la zigospora hasta que las condiciones ambientales se vuelven favorables. Cuando las condiciones son favorables, se produce la fusión nuclear (cariogamia) dentro de los núcleos diploides productores de cigosporangio. A esto le sigue la meiosis. El zigosporangio luego germina para producir un esporangio que libera esporas haploides.

Observar Rhizopus (moho del pan) que crece en un plato de cultivo. Utilice un microscopio de disección para ver los detalles de las hifas y los esporangios. ¿Existe alguna evidencia de reproducción sexual?

Filo: Ascomycota (Sac Fungi)

Ejemplos: levaduras, mohos, colmenillas, trufas.

Figura 4. Las morillas (izquierda) son hongos del saco. Foto cortesía de Michael Lawliss.

Los ascomicetos son importantes para digerir materiales resistentes como celulosa (que se encuentra en las paredes celulares de las plantas), lignina (que se encuentra en la madera) y colágeno (un tejido conectivo que se encuentra en los animales). Este grupo también incluye muchos patógenos vegetales importantes.

Muchas, quizás la mitad de las especies de ascomycota forman líquenes, una relación simbiótica entre un hongo y una célula fotosintética, como un alga verde o una cianobacteria. El componente fúngico de la mayoría de los líquenes es un ascomiceto.

Reproducción en Sac Fungi

Sexual

Las hifas de tipos de apareamiento opuestos se fusionan, formando una estructura heterocariótica que luego produce hifas dicarióticas.

El cuerpo fructífero se llama ascocarpio. Está compuesto por hifas dicarióticas e hifas haploides.

Las hifas dicarióticas dentro del ascocarpio producen asci (singular: asca), sacos que están amurallados del resto de las hifas. La fusión nuclear dentro de un ascus producirá un cigoto diploide. El cigoto sufrirá meiosis, seguida de mitosis para producir 8 haploides. ascosporas.

Las asci con ascosporas se pueden ver en la figura 5.

Figura 5. Sección Peziza X 200.

Asexual

La mayor parte de la reproducción es por esporas asexuales llamadas conidios. A diferencia de los Zygomycetes, que producen esporas asexuales dentro de los esporangios, los conidios se producen en los extremos de hifas especializadas llamadas conidióforos.

Ejemplos de Sac Fungi

Las morillas y las trufas son manjares gourmet. Este grupo incluye muchos parásitos importantes de las plantas, como la enfermedad del olmo holandés, el tizón del castaño, los hongos del enrollamiento de las hojas y Claviceps.

Un cornezuelo de centeno es el hongo duro, de color púrpura-negro Claviceps purpurea. Contiene alcaloides tóxicos, incluido el LSD. Cuando el centeno infectado se convierte en pan, las toxinas se ingieren y causan vómitos, dolor muscular, sensación de frío o calor, lesiones en las manos y los pies, histeria y alucinaciones. Los historiadores creen que aquellos que acusaron a sus vecinos de brujería en Salem pueden haber estado sufriendo de ergotismo. Claviceps se utiliza para estimular las contracciones uterinas y para tratar las migrañas.

Peziza (Copa Hongos)

Observar preservado Peziza (hongo de copa) utilizando un microscopio de disección.

Observe una diapositiva de Peziza en escaneo, aumento de potencia baja y alta. Encuentre un ascus y ascosporas en la superficie superior (dentro de la copa).

Aspergilo

Observe los conidióforos y conidios (esporas asexuales) de Aspergilo.

Levadura

Las levaduras son miembros unicelulares de los hongos del saco. La mayor parte de la reproducción es asexual; una celda pequeña se desprende de una celda más grande. Este tipo de mitosis en la que un individuo más pequeño crece a partir de un individuo más grande se llama en ciernes.

Haga un montaje húmedo de levadura viva y vea si puede observar brotes a alta potencia. Si no puede ver brotes de levadura, vea una diapositiva preparada de brotes de levadura a alta potencia.

La levadura también se reproduce sexualmente formando un ascus y ocho ascosporas. Vea una diapositiva de Schizosaccharomyces octosporus bajo alta potencia o inmersión en aceite y encuentre un ascus con ascosporas.

Figura 6. Levadura (Saccharomyces) en gemación X 1000.

Durante la reproducción sexual, la fusión de dos células da como resultado la formación de un ascus.

Figura 7. Schizosaccharomyces octosporus X 1000

La celda alargada en la parte superior izquierda de la figura 7 contiene ascosporas.

Figura 8. Schizosaccharomyces octosporus X 1000

Las celdas de la parte inferior izquierda de la figura 8 contienen ascosporas.

La levadura es importante para leudar pan con CO2 producción y en la producción de etanol para bebidas alcohólicas.

Penicillium

Observar Penicillium creciendo en un plato de cultivo.

Figura 9. Penicillium crece en una placa de agar

Penicillium se reproduce asexualmente. Observe una diapositiva de Penicillium conidióforos bajo alta potencia. Las esporas se llaman conidios.

Figura 10. Conidióforos y conidios de Penicillium X 400.

Filo: Basidiomycota (Club Fungi)

Reproducción

La reproducción asexual en los hongos club es rara. Sus cuerpos fructíferos se llaman basidiocarpos. Este es el visible champiñón.

Figura 11. Hongos mostrando branquias

Esporas, llamadas basidiosporas se producen en basidia dentro de los basidiocarpos. En los hongos, los basidios se encuentran a lo largo de las branquias en la parte inferior del sombrero. En la figura 6, una parte de la tapa de este hongo se ha roto para revelar las branquias.

Figura 12. Basidios y basidiosporas X 1000

En ascomycota (hongos del saco), el ascosporas estaban encerrados en un ascus. En basidiomycota, las basidiosporas no están encerradas. Compare los diagramas de un basidio con basidiosporas anteriores con el de un ascus con ascosporas visto anteriormente.

Las basidiosporas germinan para producir hifas monocarióticas (haploides, un núcleo por célula). Los hongos se componen de hifas dicarióticas que se forman cuando las hifas se fusionan. Los núcleos dicarióticos dentro del basidio se fusionan para producir un cigoto y la meiosis produce basidiosporas.

Observe algunos hongos representativos del club en exhibición, incluidos hongos, perejil y hongos de soporte.

Hongos de soporte

Figura 13. Hongos de soporte

Hongos y líquenes de soporte

Figura 14. Hongos y líquenes de soporte

Champiñones

Figura 15. Champiñones

Corte un hongo para revelar las branquias como se muestra en la figura 16. Se forman basidios y basidiosporas en las branquias.

Figura 16. Corte de hongo para revelar las branquias.

Ver una sección transversal de la tapa de un hongo (Coprinus) mostrando las branquias. Encuentra un basidio y basidiosporas.

Figura 17. Coprinus X 400

Figura 18. Coprinus X 1000 mostrando basidios y basidiosporas

Asociaciones simbióticas de hongos y otros organismos

Líquenes

Los líquenes son estructuras compuestas por dos especies diferentes:

  1. un hongo
  2. ya sea una cianobacteria o un alga verde

Las células fotosintéticas están contenidas dentro de la capa intermedia.

Las células fotosintéticas proporcionan la fotosíntesis del liquen. Se pensó que la relación era mutualista porque el hongo impedía la desecación de las células de las algas. La evidencia reciente indica que las células fotosintéticas pueden crecer más rápido cuando se separan del hongo. Quizás el hongo esté parasitando las células fotosintéticas.

La reproducción es asexual. Se producen fragmentos que contienen hifas de hongos y células fotosintéticas.

Los líquenes obtienen la mayor parte de su agua y minerales del agua de lluvia y del aire. Esto les permite sobrevivir sobre rocas desnudas, troncos de árboles, lugares inhóspitos.

Observa los líquenes expuestos. Algunos líquenes tienen una apariencia de costra (costrosa). Otros tienen un aspecto parecido a un arbusto (fruticoso) o similar a una hoja (foliosa).

Figura 19. Líquenes creciendo sobre una roca

Figura 20. Líquenes que crecen en un árbol

Figura 21. Líquenes que crecen en un árbol

Figura 22. Liquen talo (sección transversal X 200)

Figura 23. Liquen talo X 400


LICENCIAS Y ATRIBUCIONES

CONTENIDO CON LICENCIA CC, COMPARTIDO ANTERIORMENTE

  • Reino: Hongos, Biología 102. Escrito por: Michael J. Gregory, Ph.D ..

    Una filogenia a escala del genoma del reino Hongos

    Los estudios filogenómicos que utilizan cantidades de datos a escala genómica han mejorado enormemente la comprensión del árbol de la vida. A pesar de la diversidad, la importancia ecológica y la importancia biomédica e industrial de los hongos, las relaciones evolutivas entre varios linajes importantes siguen estando poco resueltas, especialmente aquellas cercanas a la base de la filogenia fúngica. Para examinar las relaciones mal resueltas y evaluar el progreso hacia una filogenia a escala del genoma del reino de los hongos, compilamos una matriz de datos filogenómicos de 290 genes de los genomas de 1644 especies que incluye representantes de la mayoría de los principales linajes de hongos. También compilamos 11 matrices de datos submuestreando genes o taxones de la matriz de datos completa sobre la base de criterios de filtrado previamente demostrados para mejorar la inferencia filogenómica. Los análisis de estas 12 matrices de datos utilizando enfoques basados ​​en la concatenación y la coalescencia arrojaron una filogenia sólida del reino fúngico, en la que aproximadamente el 85% de las ramas internas eran congruentes entre las matrices de datos y los enfoques utilizados. Encontramos apoyo para varias relaciones históricamente mal resueltas, así como evidencia de politomías probablemente derivadas de episodios de diversificación antigua. Al examinar la divergencia evolutiva relativa de los grupos taxonómicos de rango equivalente, encontramos que la taxonomía fúngica está ampliamente alineada tanto con la divergencia de la secuencia del genoma como con el tiempo de divergencia, pero también identificamos linajes donde la circunscripción taxonómica actual no refleja sus niveles de divergencia evolutiva. Nuestros resultados proporcionan un marco filogenómico robusto para explorar el tempo y el modo de evolución de los hongos y ofrecen direcciones para futuros estudios filogenéticos y taxonómicos de los hongos.

    Palabras clave: antigua diversificación coalescencia concatenación señal filogenética filogenómica prueba de politomía divergencia evolutiva relativa taxonomía zigomicetos.


    Hongos: biología y aplicaciones, tercera edición

    Los hongos son microorganismos extremadamente importantes en relación con el bienestar humano y animal, el medio ambiente y la industria. La última edición de la exitosa Hongos: biología y aplicaciones enseña la información básica necesaria para comprender el lugar de los hongos en el mundo mientras agrega tres nuevos capítulos que llevan el estudio de los hongos al siguiente nivel. Debido a la cantidad de desarrollos recientes en biología fúngica, el autor experto Kevin Kavanagh consideró necesario no solo actualizar el libro en su totalidad, sino también proporcionar nuevos capítulos que cubran los hongos como alimento, los hongos y la respuesta inmunitaria y los hongos en el medio ambiente. .

    La proteómica y la genómica están revolucionando nuestra comprensión de los hongos y su interacción con el medio ambiente y / o el huésped. La resistencia a los fármacos antimicóticos está surgiendo como un problema importante en el tratamiento de las infecciones por hongos. Nuevos patógenos fúngicos de las plantas están surgiendo como problemas en las zonas templadas del mundo debido al efecto del cambio climático. Hongos: biología y aplicaciones, tercera edición ofrece una cobertura de capítulos en profundidad de estos nuevos desarrollos y más; en última instancia, expone a los lectores a una gama más amplia de temas que cualquier otro libro existente sobre el tema.

    • Incluye tres nuevos capítulos, que amplían el alcance de la biología de los hongos para los lectores.
    • Tiene en cuenta los desarrollos recientes en una amplia gama de áreas, incluida la proteómica y la genómica, la resistencia a los fármacos antifúngicos, la micología médica, la fisiología, la genética y la patología vegetal.
    • Proporciona lectura adicional al final de cada capítulo para facilitar el proceso de aprendizaje.

    Hongos: biología y aplicaciones está diseñado para estudiantes de pregrado, investigadores y aquellos que trabajan con hongos por primera vez (posgrados, científicos industriales).

    Biografías del autor

    Sobre el editor
    KEVIN KAVANAGH
    es profesor de microbiología en el Departamento de Biología de la Universidad de Maynooth, Maynooth, condado de Kildare, Irlanda.


    Alimentos cultivados

    Levadura Baker & # 8217s o Saccharomyces cerevisiae, un hongo unicelular, se utiliza para hacer pan y otros productos a base de trigo, como masa para pizza y albóndigas. Especies de levadura del género Saccharomyces también se utilizan para producir bebidas alcohólicas mediante fermentación. Molde Shoyu koji (Aspergillus oryzae) es un ingrediente esencial en la elaboración de Shoyu (salsa de soja) y sake, y la preparación de miso, mientras que Rhizopus las especies se utilizan para hacer tempeh. Varios de estos hongos son especies domesticadas que se criaron o seleccionaron de acuerdo con su capacidad para fermentar alimentos sin producir micotoxinas nocivas (ver más abajo), que son producidas por parientes muy cercanos. Aspergilli. Quorn, un sustituto de la carne, está hecho de Fusarium venenatum.


    Estructuras moleculares

    Carbohidratos puede representarse mediante la fórmula estequiométrica (CH2O)norte, donde n es el número de carbonos en la molécula. En otras palabras, la proporción de carbono a hidrógeno y oxígeno es 1: 2: 1 en moléculas de carbohidratos. Esta fórmula también explica el origen del término & # 8220carbohidrato & # 8221: los componentes son carbono (& # 8220carbo & # 8221) y los componentes de agua (por lo tanto, & # 8220hidrato & # 8221). Los carbohidratos se clasifican en tres subtipos: monosacáridos, disacáridos y polisacáridos.

    Monosacáridos

    Monosacáridos (mononucleosis infecciosa& # 8211 = & # 8220one & # 8221 sacar& # 8211 = & # 8220sweet & # 8221) son azúcares simples, el más común de los cuales es la glucosa. En los monosacáridos, el número de carbonos suele oscilar entre tres y siete. La mayoría de los nombres de monosacáridos terminan con el sufijo & # 8211ose. Si el azúcar tiene un grupo aldehído (el grupo funcional con la estructura R-CHO), se conoce como aldosa, y si tiene un grupo cetona (el grupo funcional con la estructura RC (= O) R & # 8217), se conoce como cetosa. Dependiendo de la cantidad de carbonos en el azúcar, también pueden ser conocidos como triosas (tres carbonos), pentosas (cinco carbonos) y hexosas (seis carbonos). Consulte la Figura 1 para ver una ilustración de los monosacáridos.

    Figura 1. Los monosacáridos se clasifican según la posición de su grupo carbonilo y el número de carbonos en la cadena principal. Las aldosas tienen un grupo carbonilo (indicado en verde) al final de la cadena de carbono y las cetosas tienen un grupo carbonilo en el medio de la cadena de carbono. Las triosas, pentosas y hexosas tienen tres, cinco y seis cadenas principales de carbono, respectivamente.

    La fórmula química de la glucosa es C6H12O6. En los seres humanos, la glucosa es una fuente importante de energía. Durante la respiración celular, la glucosa libera energía y esa energía se utiliza para ayudar a producir trifosfato de adenosina (ATP). Las plantas sintetizan glucosa usando dióxido de carbono y agua, y la glucosa, a su vez, se usa para los requerimientos energéticos de la planta. El exceso de glucosa a menudo se almacena como almidón que es catabolizado (la descomposición de moléculas más grandes por las células) por los humanos y otros animales que se alimentan de plantas.

    La galactosa (parte de la lactosa o azúcar de la leche) y la fructosa (parte de la sacarosa o azúcar de la fruta) son otros monosacáridos comunes. Aunque la glucosa, la galactosa y la fructosa tienen todas la misma fórmula química (C6H12O6), difieren estructural y químicamente (y se conocen como isómeros) debido a la diferente disposición de los grupos funcionales alrededor del carbono asimétrico, todos estos monosacáridos tienen más de un carbono asimétrico (Figura 2).

    Práctica

    Figura 2. La glucosa, la galactosa y la fructosa son todas hexosas. Son isómeros estructurales, lo que significa que tienen la misma fórmula química (C6H12O6) pero una disposición diferente de átomos.

    ¿Qué tipo de azúcares son estos, aldosa o cetosa?

    Los monosacáridos pueden existir como una cadena lineal o como moléculas en forma de anillo en soluciones acuosas; generalmente se encuentran en forma de anillo (Figura 3). La glucosa en forma de anillo puede tener dos disposiciones diferentes del grupo hidroxilo (-OH) alrededor del carbono anomérico (carbono 1 que se vuelve asimétrico en el proceso de formación del anillo). Si el grupo hidroxilo está por debajo del carbono número 1 en el azúcar, se dice que está en el alfa (α), y si está por encima del plano, se dice que está en la beta (β) posición.

    Figura 3. Existen cinco y seis monosacáridos de carbono en equilibrio entre formas lineales y anulares. Cuando se forma el anillo, la cadena lateral sobre la que se cierra se bloquea en una posición α o β. La fructosa y la ribosa también forman anillos, aunque forman anillos de cinco miembros en oposición al anillo de glucosa de seis miembros.

    Disacáridos

    Disacáridos (di& # 8211 = & # 8220two & # 8221) se forman cuando dos monosacáridos se someten a una reacción de deshidratación (también conocida como reacción de condensación o síntesis de deshidratación). Durante este proceso, el grupo hidroxilo de un monosacárido se combina con el hidrógeno de otro monosacárido, liberando una molécula de agua y formando un enlace covalente. Un enlace covalente formado entre una molécula de carbohidrato y otra molécula (en este caso, entre dos monosacáridos) se conoce como enlace glucosídico (Figura 4). Los enlaces glucosídicos (también llamados enlaces glucosídicos) pueden ser de tipo alfa o beta.

    Figura 4. La sacarosa se forma cuando un monómero de glucosa y un monómero de fructosa se unen en una reacción de deshidratación para formar un enlace glicosídico. En el proceso, se pierde una molécula de agua. Por convención, los átomos de carbono en un monosacárido se numeran desde el carbono terminal más cercano al grupo carbonilo. En la sacarosa, se forma un enlace glicosídico entre el carbono 1 en la glucosa y el carbono 2 en la fructosa.

    Los disacáridos comunes incluyen lactosa, maltosa y sacarosa (Figura 5). La lactosa es un disacárido que consta de los monómeros glucosa y galactosa. Se encuentra naturalmente en la leche. La maltosa, o azúcar de malta, es un disacárido formado por una reacción de deshidratación entre dos moléculas de glucosa. El disacárido más común es la sacarosa o azúcar de mesa, que se compone de los monómeros glucosa y fructosa.

    Figura 5. Los disacáridos comunes incluyen maltosa (azúcar de grano), lactosa (azúcar de leche) y sacarosa (azúcar de mesa).

    Polisacáridos

    Una cadena larga de monosacáridos unidos por enlaces glicosídicos se conoce como polisacárido (escuela politécnica& # 8211 = & # 8220muchos & # 8221). La cadena puede ser ramificada o no ramificada y puede contener diferentes tipos de monosacáridos. El peso molecular puede ser de 100.000 dalton o más dependiendo del número de monómeros unidos. El almidón, el glucógeno, la celulosa y la quitina son ejemplos principales de polisacáridos.

    El almidón es la forma almacenada de azúcares en las plantas y se compone de una mezcla de amilosa y amilopectina (ambos polímeros de glucosa). Las plantas son capaces de sintetizar glucosa y el exceso de glucosa, más allá de las necesidades energéticas inmediatas de la planta, se almacena como almidón en diferentes partes de la planta, incluidas las raíces y las semillas. El almidón de las semillas proporciona alimento al embrión a medida que germina y también puede actuar como fuente de alimento para humanos y animales. El almidón que consumen los seres humanos se descompone mediante enzimas, como las amilasas salivales, en moléculas más pequeñas, como maltosa y glucosa. Entonces, las células pueden absorber la glucosa.

    El almidón se compone de monómeros de glucosa a los que se unen α 1-4 o α 1-6 enlaces glicosídicos. Los números 1-4 y 1-6 se refieren al número de carbonos de los dos residuos que se han unido para formar el enlace. Como se ilustra en la Figura 6, la amilosa es almidón formado por cadenas no ramificadas de monómeros de glucosa (solo α 1-4 enlaces), mientras que la amilopectina es un polisacárido ramificado (α 1-6 enlaces en los puntos de ramificación).

    Figura 6. La amilosa y la amilopectina son dos formas diferentes de almidón. La amilosa se compone de cadenas no ramificadas de monómeros de glucosa conectados por enlaces glicosídicos α 1,4. La amilopectina se compone de cadenas ramificadas de monómeros de glucosa conectados por enlaces glicosídicos α 1,4 y α 1,6. Debido a la forma en que se unen las subunidades, las cadenas de glucosa tienen una estructura helicoidal. El glucógeno (no mostrado) es similar en estructura a la amilopectina pero más ramificado.

    Glucógeno es la forma de almacenamiento de glucosa en humanos y otros vertebrados y está formada por monómeros de glucosa. El glucógeno es el equivalente animal del almidón y es una molécula altamente ramificada que generalmente se almacena en las células del hígado y los músculos. Siempre que los niveles de glucosa en sangre disminuyen, el glucógeno se descompone para liberar glucosa en un proceso conocido como glucogenólisis.

    Celulosa es el biopolímero natural más abundante. La pared celular de las plantas está compuesta principalmente de celulosa, lo que proporciona un soporte estructural a la célula. La madera y el papel son principalmente de naturaleza celulósica. La celulosa está formada por monómeros de glucosa que están unidos por β 1-4 enlaces glicosídicos (Figura 7).

    Figura 7. En la celulosa, los monómeros de glucosa están unidos en cadenas no ramificadas mediante enlaces glicosídicos β 1-4. Debido a la forma en que se unen las subunidades de glucosa, cada monómero de glucosa se invierte en relación con el siguiente, lo que da como resultado una estructura fibrosa lineal.

    Como se muestra en la Figura 7, todos los demás monómeros de glucosa en la celulosa se invierten y los monómeros se empaquetan firmemente como cadenas largas extendidas. Esto le da a la celulosa su rigidez y alta resistencia a la tracción, que es tan importante para las células vegetales. Mientras que la β El enlace 1-4 no puede ser degradado por las enzimas digestivas humanas, los herbívoros como vacas, koalas, búfalos y caballos pueden, con la ayuda de la flora especializada en su estómago, digerir material vegetal rico en celulosa y usarlo. como fuente de alimento. En estos animales, ciertas especies de bacterias y protistas residen en el rumen (parte del sistema digestivo de los herbívoros) y secretan la enzima celulasa. El apéndice de los animales en pastoreo también contiene bacterias que digieren la celulosa, lo que le confiere un papel importante en el sistema digestivo de los rumiantes. Las celulasas pueden descomponer la celulosa en monómeros de glucosa que el animal puede utilizar como fuente de energía. Las termitas también pueden descomponer la celulosa debido a la presencia de otros organismos en sus cuerpos que secretan celulasas.

    Figura 8. Los insectos tienen un exoesqueleto exterior duro hecho de quitina, un tipo de polisacárido. (crédito: Louise Docker)

    Los carbohidratos cumplen diversas funciones en diferentes animales. Los artrópodos (insectos, crustáceos y otros) tienen un esqueleto externo, llamado exoesqueleto, que protege las partes internas de su cuerpo (como se ve en la abeja en la Figura 8). Este exoesqueleto está hecho de la macromolécula biológica quitina, que es un nitrógeno que contiene polisacáridos. Está hecho de unidades repetidas de N-acetil-β-d-glucosamina, un azúcar modificado. La quitina también es un componente importante de las paredes celulares de los hongos. Los hongos no son animales ni plantas y forman un reino propio en el dominio Eukarya.


    Hongos: biología y aplicaciones, tercera edición

    Los hongos son microorganismos extremadamente importantes en relación con el bienestar humano y animal, el medio ambiente y la industria. La última edición de la exitosa Hongos: biología y aplicaciones enseña la información básica necesaria para comprender el lugar de los hongos en el mundo mientras agrega tres nuevos capítulos que llevan el estudio de los hongos al siguiente nivel. Debido a la cantidad de desarrollos recientes en biología fúngica, el autor experto Kevin Kavanagh consideró necesario no solo actualizar el libro en su totalidad, sino también proporcionar nuevos capítulos que cubran los hongos como alimento, los hongos y la respuesta inmunitaria y los hongos en el medio ambiente. .

    La proteómica y la genómica están revolucionando nuestra comprensión de los hongos y su interacción con el medio ambiente y / o el huésped. La resistencia a los fármacos antimicóticos está surgiendo como un problema importante en el tratamiento de las infecciones por hongos. Nuevos patógenos fúngicos de las plantas están surgiendo como problemas en las zonas templadas del mundo debido al efecto del cambio climático. Hongos: biología y aplicaciones, tercera edición ofrece una cobertura de capítulos en profundidad de estos nuevos desarrollos y, en última instancia, expone a los lectores a una gama más amplia de temas que cualquier otro libro existente sobre el tema.

    • Incluye tres nuevos capítulos, que amplían el alcance de la biología de los hongos para los lectores.
    • Tiene en cuenta los desarrollos recientes en una amplia gama de áreas, incluida la proteómica y la genómica, la resistencia a los fármacos antifúngicos, la micología médica, la fisiología, la genética y la patología vegetal.
    • Proporciona lectura adicional al final de cada capítulo para facilitar el proceso de aprendizaje.

    Hongos: biología y aplicaciones está diseñado para estudiantes de pregrado, investigadores y aquellos que trabajan con hongos por primera vez (posgrados, científicos industriales).


    Hongos: biología y aplicaciones, tercera edición

    Los hongos son microorganismos extremadamente importantes en relación con el bienestar humano y animal, el medio ambiente y la industria. La última edición de la exitosa Hongos: biología y aplicaciones enseña la información básica necesaria para comprender el lugar de los hongos en el mundo mientras agrega tres nuevos capítulos que llevan el estudio de los hongos al siguiente nivel. Debido a la cantidad de desarrollos recientes en biología fúngica, el autor experto Kevin Kavanagh consideró necesario no solo actualizar el libro en su totalidad, sino también proporcionar nuevos capítulos que cubran los hongos como alimento, los hongos y la respuesta inmunitaria y los hongos en el medio ambiente. .

    La proteómica y la genómica están revolucionando nuestra comprensión de los hongos y su interacción con el medio ambiente y / o el huésped. La resistencia a los fármacos antimicóticos está surgiendo como un problema importante en el tratamiento de las infecciones por hongos. Nuevos hongos patógenos de las plantas están surgiendo como problemas en las zonas templadas del mundo debido al efecto del cambio climático. Hongos: biología y aplicaciones, tercera edición ofrece una cobertura de capítulos en profundidad de estos nuevos desarrollos y, en última instancia, expone a los lectores a una gama más amplia de temas que cualquier otro libro existente sobre el tema.

    • Incluye tres nuevos capítulos, que amplían el alcance de la biología de los hongos para los lectores.
    • Tiene en cuenta los desarrollos recientes en una amplia gama de áreas, incluida la proteómica y la genómica, la resistencia a los fármacos antifúngicos, la micología médica, la fisiología, la genética y la patología vegetal.
    • Proporciona lectura adicional al final de cada capítulo para facilitar el proceso de aprendizaje.

    Hongos: biología y aplicaciones está diseñado para estudiantes de pregrado, investigadores y quienes trabajan con hongos por primera vez (posgrados, científicos industriales).


    Biología

    DIVE Biology es un plan de estudios completo, preparatorio para la universidad, de un año que hace toda la enseñanza por ti. Este curso incluye video conferencias y laboratorios, un libro de trabajo imprimible y un manual de laboratorio, soluciones de video para todos los libros de trabajo y actividades de laboratorio, un cuadro de asignación semanal y un servicio de correo electrónico de preguntas y respuestas por correo electrónico gratuito con el Dr. Shormann.

    Cada lección se compone de una lista de términos para definir (o use nuestras flashcards digitales gratuitas), una tarea de lectura, una conferencia en video (los estudiantes toman notas) y una hoja de trabajo. Los estudiantes califican y corrigen sus hojas de trabajo usando las soluciones de video que se encuentran al final de cada lección. Por lo general, hay dos o tres lecciones como esta por semana, así como un laboratorio de video.

    Los laboratorios de video se pueden completar de forma práctica con nuestro kit de laboratorio, pero fueron diseñados para que usted no tenga que hacerlo. Los laboratorios de video están muy ampliados y el estudiante toma notas, hace cálculos, dibujos y gráficos en su manual de laboratorio mientras mira los laboratorios de video. El Dr. Shormann ofrece soluciones de video a las preguntas de laboratorio al final del video de laboratorio que los estudiantes usan para calificar y corregir su trabajo.

    Los temas incluyen, entre otros, ciencia y cristianismo, bioquímica, células, genética, creación, evolución, bacterias, protozoos, hongos, plantas, animales, ecología y anatomía humana.

    DIVE Biology animará a los estudiantes a convertirse en naturalistas. Una de las primeras tareas que Dios le asignó a Adán fue nombrar a los animales, dándole la oportunidad de familiarizarse con los animales por los que se le había dado la responsabilidad. Las clases de ciencia de hoy no suelen enfatizar el nombre de plantas y animales, y la mayoría de los estudiantes probablemente no podrían nombrar 10 especies de aves que viven cerca de ellas, sin mencionar plantas, mamíferos y otros organismos. DIVE Biology fomenta la memorización de nombres de plantas y animales mediante el uso de cuestionarios de datos biológicos. Estos son cuestionarios basados ​​en computadora que brindan a los estudiantes la oportunidad de memorizar una lista de plantas o animales, además de otras listas, como los nombres de huesos humanos.

    Enseñado desde una base bíblica

    Los estudiantes que utilicen DIVE Biology se volverán expertos en trabajar con el método científico, estarán familiarizados con el uso de la tecnología en la ciencia y desarrollarán sus habilidades de laboratorio más allá de la mayoría de sus compañeros. Lo más importante es que los estudiantes comprenderán y apreciarán mejor la rica herencia cristiana que existe en la ciencia, y comprenderán mejor la importancia de estudiar Su Palabra y Sus obras mientras buscan convertirse en buenos gobernantes de Su creación.

    Su elección de libro de texto

    Las asignaciones de lectura semanales se pueden completar usando nuestro libro de texto de Internet gratuito, que es un cuadro con enlaces a sitios web específicos para completar la lectura. Si prefiere un libro de texto tradicional, le recomendamos Bob Jones, Apologia o A Beka. Tenemos un programa de lectura para estos libros, así como para muchos otros, que le dicen exactamente qué leer cada semana. Haga clic aquí para ver una lista completa del programa de lectura.

    Curso de secundaria avanzado o estándar

    Basado en los estándares CLEP y AP, DIVE Biology es un curso avanzado que contiene todos los laboratorios necesarios para un curso de Biología AP. Aunque fue diseñado para ser un curso avanzado, puede usarse como un curso estándar de la escuela secundaria al permitir que los estudiantes tomen los exámenes trimestrales como exámenes de "nota abierta".

    Obtenga hasta 8 créditos universitarios por examen

    Después de completar DIVE Biology, recomendamos al Dr. Shormann & rsquos CLEP Professor para CLEP y AP Biology. Este curso de tres a seis semanas proporciona una excelente preparación para estos exámenes que pueden obtener hasta 8 créditos universitarios. Obtenga más información sobre los exámenes AP aquí y los exámenes CLEP aquí.

    Libro de trabajo imprimible con soluciones de video

    Se incluye un PDF imprimible de este libro de trabajo con su curso de BUCEO. Lo vendemos como una conveniencia para aquellos que no quieren imprimir el libro de trabajo en casa. 138 páginas. Encuadernado en espiral con cubiertas pesadas.

    Productos de DIVE Biology

    Haga clic en un producto a continuación para ver descripciones de productos, ejemplos de conferencias en video y laboratorios, ¡y mucho más!


    Los hongos están en todas partes, pero es fácil pasarlos por alto

    Están dentro de ti y a tu alrededor. Te sostienen a ti y a todo aquello de lo que dependes. Al leer estas palabras, los hongos están cambiando la forma en que ocurre la vida, como lo han hecho durante más de mil millones de años. Los hongos proporcionan una clave para comprender el planeta en el que vivimos y la forma en que pensamos, sentimos y nos comportamos..

    "Vida enredada es un libro deslumbrante, vibrante y que cambia la visión. Frase tras frase me detuvo en seco. Terminé asombrado por el mundo de los hongos y las implicaciones estremecedoras y destructoras de jerarquías del argumento de Sheldrake. Este es un trabajo extraordinario de un escritor extraordinario, que logra dar vida a la extrañeza de nuevo ".

    Robert Macfarlane, autor de Underland

    "Me enamoré de este libro. Merlín es un científico con la imaginación de un poeta y una hermosa escritora ... Este es un libro que, en virtud del poder de su escritura, cambia tu sentido de lo humano ... inspirará una generación para entrar en micología ".

    Michael Pollan, autor de Cómo cambiar de opinión (Festival del Libro del Área de la Bahía, 2020)

    - Margaret Atwood, autor de El cuento de la criada (en Twitter)

    Vida enredada es un libro especial y Merlín es, como su nombre indica, un escritor mágico. A través de su escritura me siento conectado con la naturaleza a través de mil hilos invisibles ".

    - Marca Russell

    "Uno de esos libros raros que realmente puede cambiar la forma en que ves el mundo que te rodea, Vida enredada es una lectura voluble, reveladora, apasionada, urgente, asombrosa y necesaria. Es intrépido en su alcance, analíticamente astuto y rebosante de alegría contagiosa ".

    Helen Macdonald, autora de H es para Hawk

    "Al leer este libro, me sentí rodeado por una red de maravillas. El mundo natural es más fantástico que cualquier fantasía, siempre que tenga los medios para percibirlo. Este libro proporciona los medios".

    Jaron Lanier, autor de No eres un artilugio

    “Fiel a su nombre, Merlín nos lleva en un viaje mágico hacia las raíces de la naturaleza, el universo micelial que existe bajo cada paso que damos en la vida. Merlín es un narrador experto que convierte la historia de nuestra coevolución con los hongos en una aventura científica. Vida enredada es una lectura obligada ".

    - Paul Stamets, autor de Micelio en funcionamiento

    "Los hongos están en todas partes, y Merlin Sheldrake es una guía ideal para sus misterios. Es un apasionado, un gran conocedor y un escritor maravilloso".

    - Elizabeth Kolbert, autora de La sexta extinción

    "Sheldrake's charm and curiosity make for a book that is delightful to read, but also grand and dizzying in how thoroughly it recalibrates our understanding of the natural world, and the often-overlooked organisms within it."

    — Ed Yong, author of I Contain Multitudes

    "[An] ebullient and ambitious exploration… Within 24 hours of finishing “Entangled Life” I had ordered an oyster mushroom-growing kit. I started scrutinizing the lichens that hug the damp concrete in the yard. This book may not be a psychedelic — and unlike Sheldrake, I haven’t dared to consume my copy (yet) — but reading it left me not just moved but altered, eager to disseminate its message of what fungi can do.”

    — Jennifer Szalai, THE NEW YORK TIMES

    Entangled Life is a gorgeous book of literary nature writing… ripe with insight and erudition… food for the soul.”

    “Brilliant… entrancing… when we look closely [at fungi], we meet large, unsettling questions… Sheldrake… carries us easily into these questions with ebullience and precision… challenging some of our deepest assumptions… A ‘door-opener’ book is one with a specialist subject in which it finds pathways leading everywhere … Sheldrake’s book is a very fine example.”

    “An exuberant introduction to the biology, ecology, climatology, and psychopharmacology of the earth’s ‘metabolic wizards.’”

    — HARPER’S MAGAZINE

    "You may never look at fungi in the same way… Entangled Life is an eye-opening exploration of this mysterious taxonomic kingdom… a journey into an untapped world. It is both a wonderful collection of fungal feats… and a personal account of Sheldrake’s experiences with these miraculous organisms.”

    “Expands our conception of the living world… laced with intriguing details.”

    — THE FINANCIAL TIMES

    "From bread to booze to the very fiber of life, the world turns on fungus, and Sheldrake provides a top-notch portrait."

    “Masterful… A superb science book about a ubiquitous yet vastly underappreciated life form.”

    “A true masterpiece: a thrilling and fascinating insight into the living world, beautifully written, entertaining, funny and inspiring, while representing the science carefully and responsibly. I hope and trust that it will become an instant classic.”

    George Monbiot, author of Salvaje

    “It is impossible to put this book down. Entangled Life provides a window into the mind-boggling biology and fascinating cultures surrounding fungal life. Sheldrake asks us to consider a life-form that is radically alien to ours, yet vibrant and lively underfoot.”

    Hans-Ulrich Obrist, Artistic Director of the Serpentine Galleries

    “Entangled Life is a revelation. It is a radical, hopeful and important book and I couldn’t put it down. With elegance, wit and clarity Sheldrake engages us in the hidden world of fungi, a miraculous web of connections, interactions and communication that changes the way we need to look at life, the planet and ourselves.”

    Isabella Tree, author of Wilding

    “This engaging book shines light on the hidden fungal connections that link plants, trees, and us. I thought I knew a lot about fungi, but I found much that was new to me, and exciting. Sheldrake is a rare scientist who is not afraid to speculate about the truly profound implications of his work. A very good read.”

    — Andrew Weil, author of True Food

    Entangled Life is a triumph, and a thing of vast beauty.”

    Tom Hodgkinson, The Idler

    “I was completely unprepared for Sheldrake's book. It rolled over me like a tsunami, leaving the landscape rearranged but all the more beautiful.”

    — Nicholas Humphrey, Emeritus Professor of Psychology at the London School of Economics, author Soul Dust

    “This book is as hard to put down as a thrilling detective novel, and one of the best works of popular science writing that I have enjoyed in years. Sheldrake has a gift of explaining very complex concepts and serving it all up in such an engaging way that the reader forgets that they are not supposed to understand this stuff.”

    — Dennis McKenna, author (with Terence McKenna) of Psilocybin: Magic Mushroom Grower’s Guide

    “Entangled Life is a beautiful and profound meditation into the nature of life and intelligence. Thoroughly recommended!”

    Yadvinder Malhi, Professor of Ecosystem Science, University of Oxford

    “Unputdownable, this extraordinary work explores the awesome range of activities of fungi: enabling the first life on land interacting in countless ways with other life forms shaping human history and potentially safeguarding our future. At once rigorously scientific and boldly imaginative, it raises fundamental questions about the many natures of life on Earth.”

    — Nick Jardine, Emeritus Professor of History and Philosophy of Science, University of Cambridge

    “Sheldrake awakens the reader to a shapeshifting, mind-altering, animate world that not only surrounds us but intimately involves us as well. A joyful exploration of the most overlooked and enigmatic kingdom of life, and one that expanded my appreciation of what it means to be alive.”

    Peter Brannen, author of The Ends of the World

    “This is an adventurous and indeed daring book, opening several unfamiliar micro-domains in the organic life world and its multiple connections. There is much to be learned in this wide field, and this vivid, scrupulous guide points the way!”

    “Entangled Life is a revelation with life-changing consequences. I now realize how distorted my views on fungi have been, having been deeply educated in modern medicine. This book expanded my worldview and I hope it is read widely in the medical profession. We are in dire need of it.”

    Larry Dossey, MD, author of One Mind

    “Entangled Life is a remarkable piece of work that manages to be at once scholarly and visionary and yet remains deeply engaging and enjoyable. Sheldrake provides a new and penetrating analysis of the fungal kingdom of life that will be a greatly enriching read for all students of the living world.”

    — Ian Henderson, Professor of Plant Genetics and Epigenetics, University of Cambridge

    “After reading Sheldrake's masterpiece I am more convinced than ever that we will never solve the grave problems of our times unless we deeply re-entangle our lives ‘fungus-style’ into the living fabric of our lustrous planet.”

    — Dr Stephan Harding, Senior Lecturer in Holistic Science and Deep Ecology, Schumacher College

    “Fungi are fascinating! Elegant life strategies meet with delicate omnipresence, driving global ecosystems. Sheldrake’s book informs and offers new concepts. Looking through Sheldrake’s lens, fungal biology integrates with art, philosophy and human society. His voice is real and personal. His book educates and entertains.”

    — Uta Paszkowski, Professor of Plant Molecular Genetics, University of Cambridge

    “Sheldrake brilliantly weaves a narrative to reframe our understanding of the fabric of life, extending the boundaries of our identity in the process. Entangled Life positively bristles with insight, dry humour and a passionately curious intelligence. This is a landmark achievement with profound implications for how we collectively contribute to shaping a sustainable future for the whole of life on the planet.”

    — David Lorimer, Programme Director, Scientific and Medical Network