Información

Comprender la "ilusión de la cascada"


Las ilusiones de movimiento posterior, como la ilusión de cascada, se refieren a ilusiones en las que la fijación de una pantalla que muestra estímulos que se mueven en una dirección particular provoca la percepción de movimiento en la dirección opuesta al mirar posteriormente una imagen estática.

A continuación se muestra un ejemplo: efecto posterior de movimiento de vídeo

La explicación es típicamente que los efectos de adaptación conducen a una saturación de las tasas de activación de las neuronas que codifican la dirección del movimiento visto.

Hasta ahora todo bien, pero ¿por qué luego percibimos el movimiento en la dirección opuesta y no en ninguna otra dirección en la que no se ha producido ninguna adaptación?


Esta es una respuesta más detallada sobre los mecanismos conceptuales del mismo autor que AliceD cita:

La primera fila representa los sensores (por ejemplo, fotorreceptores) mientras que la segunda fila representa respuestas de orden superior (por ejemplo, neuronas MT). La respuesta de este último es su respuesta de nivel de reposo más la diferencia del canal correspondiente menos la respuesta del canal oponente (así que sí, se supone que hay un mecanismo oponente). Como puede ver, no hay respuesta más allá de la línea de base antes de la adaptación, ya que la diferencia entre las respuestas del sensor es cero. Durante la adaptación, cuando los sujetos ven un movimiento ascendente, la respuesta correspondiente también es más alta.

Ahora, después de la adaptación, el sistema opuesto muestra una respuesta de línea de base anterior, ya que ahora los sensores hacia arriba muestran alguna forma de adaptación, por lo que cambia la diferencia de respuesta de los sensores a favor de la dirección de movimiento del oponente:

No estoy familiarizado con los mecanismos biofísicos subyacentes, este modelo posiblemente sugiere, sin embargo, una disminución de la inhibición del feedforward después de la adaptación.

Mather, la secuela del movimiento: una perspectiva moderna


los efecto posterior de movimiento (MAE) se cree que se debe principalmente a la adaptación de las células sensibles a la dirección en el área temporal media (MT) (Fig. 1). Las células direccionales en esta área de la corteza son selectivamente sensibles al movimiento en una dirección. Por lo tanto, mirar una cascada provocará una adaptación selectiva en aquellas celdas sintonizadas con la dirección de la cascada. Cuando uno mira hacia otro lado, las células MT que responden a direcciones opuestas se volverán dominantes, ya que sus contrapartes se apagan momentáneamente y uno verá la cascada corriendo en dirección opuesta.

Por tanto, la adaptación aparentemente debilita la entrada del oponente a las células MT adaptadas, lo que permite una respuesta mejorada a los estímulos de movimiento equilibrado. Sin embargo, no se puede descartar la posibilidad de que la adaptación se produzca en las propias neuronas MT (Mather et al., 2008).

El área de MT es una de las principales áreas corticales visuales dedicadas a la detección de movimiento y, por lo tanto, un posible culpable de MAE. Sin embargo, los estudios de resonancia magnética funcional han indicado que pueden estar involucradas muchas más áreas visuales en el cerebro, ya sea directa o indirectamente, incluidas V1, V2, V3, VP, V3A, V4 y también MT (Mather et al., 2008).


Fig. 1. Dos corrientes visuales dominan la visión: la vía dorsal 'dónde' (que contiene el área MT sensible a la dirección) y la vía ventral 'qué'. Fuente: InTech Open

Referencia
- Mather et al., Tendencias Cog Sci (2008); 12(12): 481-7


Ver el vídeo: El mundo es una ilusión - Expándete - Adrian Espasandin (Enero 2022).